El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, aseguró hoy que no asistirá a la asunción de Alberto Fernández al frente de la Casa Rosada el próximo 10 de diciembre y, aunque reconoció su apoyo a Mauricio Macri en las elecciones, señaló que no habrá "represalias" de su parte contra el próximo Gobierno.

Por otra parte, en declaraciones a la prensa, el mandatario del vecino país instó al líder del Frente de Todos a que "continúe" con una "política similar" a la que tuvo el saliente jefe de Estado en lo que respecta al vínculo bilateral.

Además, al defender la reforma previsional que llevó adelante en Brasil, Bolsonaro manifestó: "Miren a Argentina en su complicada situación, nuestro hermano del sur. Ruego a Dios que todo vaya bien allí".

Por otra parte, el jefe del Palacio del Planalto reconoció su apoyo a Macri en la búsqueda de la reelección, pero pidió seguir "adelante" en las relaciones entre ambos países.

"Animé por el otro, "verdad? Una vez que Fernández ganó, sigamos adelante. No hay represalias de mi parte y espero que continúen haciendo una política con nosotros similar a la que Macri ha hecho hasta ahora", añadió el brasileño.

Las últimas declaraciones de Jair Bolsonaro, desestimando la posibilidad de viajar a Buenos Aires para asistir el 10 de diciembre a la asunción del actual electo presidente, se dieron luego de una serie de cruces entre ambos, que luego los excedió y llegó a sus hijos.