La Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba) pidió que la adminstración bonaerense al mando de Axel Kicillof otorgue un bono de fin de año para los trabajadores de la enseñanza en virtud de la labor que desarrollaron al servicio de la comunidad en 2020.

Miguel Angel Díaz, el titular de esa unión de trabajadores sostuvo que el escenario del último año “impone realizar un reconocimiento concreto y económico a todas las áreas de la educación provincial, desde directores a cada trabajador que solidariamente cumplió su labor pedagógica y la distribución de alimentos desde marzo cuando se decretó el aislamiento social obligatorio”.

A modo de ejemplo sobre decisiones políticas de gestión Díaz le expresó a BAE Negocios que el Ejecutivo bonaerense debería seguir "la misma tónica que tuvo el Ejecutivo Nacional para reconocer el trabajo de los movimientos sociales”.

Bono de fin de año: por qué el reclamo

Entre otras circunstancias que consideró como más que hechos simbólicos para definir el pago de un bono a los educadores desde Udocba remarcaron que cada trabajador "estuvo y está en la línea de fuego y riesgo con el que acecha el Covid-19". Como ejemplo citó el caso de la distribución de alimentos “muchas veces los productos llegan sin tener ni siquiera un procesode sanitización, lo que implica un riesgo de contagio. Nadie dejó de realizar su tarea, ni siquiera con estos problemas”.

“Este año fue muy duro para los directivos y docentes, quienes además de cumplir sus tareas habituales colaboraron y abrieron las puertas de los establecimientos a la comunidad. Así, garantizaron la continuidad del Servicio Alimentario Escolar”.

Sobre la educación en 2020 y siempre en la coyuntura que demanda la pandemia el integrante del Fresimona que comanda el moyanismo, destacó la tarea de los maestros y profesores para “la reconversión urgente que demandaron las modalidades virtuales de la enseñanza”.

En este punto realzó que los docentes “ofrecieron recursos y elementos propios al servicio de su tarea”, enumerando en ese detalle el uso de computadoras, teléfonos celulares y servicios de internet de los trabajadores.

No obstante realzó que a esa disposición de elementos técnicos “los compañeros docentes pusieron una vez más su generosa voluntad para enfrentar un escenario inédito”.