El canciller argentino Felipe Solá mantuvo hoy una extensa conversación con su par brasileño, Ernesto Araújo, y acordaron mantener "una línea directa" entre ambas oficinas para abordar temas como el refuerzo del Mercosur y la discusión de rebajas arancelarias, a la vez que confirmaron la visita del ministro argentino a la ciudad de Brasilia en enero.

La relación está en el ojo de la tormenta a partir de la posición de Jair Bolsonaro, desde que apoyó a Mauricio Macri para su frustrada reelección hasta su última metida de pata, cuando celebró vía Twitter el cierre de multinacionales en la Argentina para ir a radicarse a Brasil, algo que fue inmediatamente desmentido y lo obligó a borrar el mensaje.

La cartera de Relaciones Exteriores argentina informó que la visita de Solá será el 31 de enero, según el diálogo vía teleconferencia que se extendió cerca de una hora y media y en el que hablaron además de políticas comunes en torno a las relaciones comerciales de los dos países y de la articulación del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

"La relación entre Argentina y Brasil es entre dos países hermanos que históricamente han sostenido relaciones comerciales, culturales y políticas fructíferas", expresó Solá durante la conversación en la que los ministros coincidieron en darle importancia a la participación del sector privado en las negociaciones comerciales entre ambos países.

Otro de los puntos salientes de la charla tuvo que ver con la invitación de Araújo a Solá para que visite la capital de Brasil el mes que viene, lo cual quedó agendado para el 31 de enero próximo.

También discutieron sobre la necesidad de potenciar al Mercosur como un espacio que "debe seguir siendo primordial", según informó Cancillería a través de un comunicado.

En esta línea, el canciller brasileño dijo que su país estaba dispuesto a aprobar el acuerdo con la Unión Europea, mientras que Solá ató ese punto al impacto sobre la industria argentina y la opinión de los empresarios y trabajadores.

Los cancilleres también decidieron discutir las rebajas al Arancel Externo Común del Mercosur (AEC) sector por sector en consulta con los posibles afectados. Ambos ministros decidieron mantener un canal de diálogo permanente.

De la conversación también participaron el secretario de Política Exterior, Pablo Tettamanti; el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Chaves, y el futuro embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli.