El presidente Jair Bolsonaro afirmó hoy en Dallas que Brasil y Estados Unidos "tendrán problemas enormes" en caso de que la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner vuelva al gobierno en la Argentina, bajo el argumento de que el país puede convertirse "en una nueva Venezuela del Cono Sur".

"Viajaré pronto a la Argentina, vamos a colaborar en todo lo que sea posible sin inmiscuirnos en la política interna pero conscientes de que si tenemos otra Venezuela en el Cono Sur los problemas serán enormes para nosotros y para ustedes", dijo Bolsonaro en un discurso en Dallas, al recibir el premio de Personalidad del Año de la Cámara de Comercio Brasil-Estados Unidos.

La visita de Bolsonaro despertó polémicas. La entrega del premio iba a realizarse en Nueva York, pero cambió de sede por la resistencia de ambientalistas, grupos LGBTQ y del propio alcalde neoyorquino, Bill de Blasio; obligó a cambiar por Dallas, donde el jefe de gobierno local también puso límites. Mike Rawlings no le quiso dar la bienvenida y no participó de ningún evento con el presidente brasileño.

Bolsonaro sí será bienvenido en la Argentina, cuando el 6 de junio llegue para reunirse con el presidente Mauricio Macri.

En su discurso en Dallas, transmitido por la televisión oficial brasileña, repitió lo manifestado ayer ante el ex presidente estadounidense George W. Bush sobre el "riesgo" de que las elecciones de octubre sean ganadas por la ex presidenta y actual senadora Cristina Kirchner.

Al repudiar a la izquierda opositora brasileña durante su discurso, Bolsonaro advirtió que "la Argentina está yendo hacia un lugar complicado".

"Con problemas estructurales en el país, mi amigo Macri enfrenta dificultades y ve crecer la posibilidad de que vuelva la anterior presidente, una amiga del Partido de los Trabajadores de Brasil, de (Hugo) Chávez, (Nicolás) Maduro y Fidel Castro", dijo.

Bolsonaro dijo que el PT en Brasil "tenía más que el sueño de robar el país, querían también robar la libertad".

Bolsonaro en su discurso se refirió a la huelga y manifestación docente del miércoles en más de 190 ciudades de Brasil, que configuró la primera protesta contra su gobierno iniciado el 1 de enero.

"Las universidades, escuelas secundarias y primarias, así como los medios, están tomados por la izquierda", subrayó.

Tuvo, también, un breve momento de enojo por la repercusión que hay en los medios brasileños sobre las acusaciones que pesan sobre su hijo por lavado de dinero. "¿Quieren atacarme? Vengan hacia mí, ¡no me van a agarrar!", desafió. Tiempo atrás, cuando el problema recién se hacía público, en enero, había asegurado que si su hijo "cometió un error, deberá pagar".

Bolsonaro agregó que "respeta" y "admira" Estados Unidos, en el segundo viaje en cinco meses que realiza al país que es el segundo socio comercial de Brasil después de China.

La Argentina es el tercer socio comercial de Brasil y el primero en el Mercosur.

Macri visitó a Bolsonaro el 16 de enero en el Palacio del Planalto y ambos presidentes conversaron por teléfono el martes pasado.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos