La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró hoy que el Gobierno ha "logrado achicar a su mínima expresión al RAM" y destacó que "cada vez son más" los miembros de comunidades mapuches "que creen que esta postura violenta no los lleva a ningún lado".

"Una cosa son los mapuches, que están amparados por la Constitución y la ley, y otra el RAM, un grupo de extrema violencia", sostuvo la funcionaria nacional.

En diálogo con Radio Mitre, la integrante del Gabinete se refirió a la situación en la localidad rionegrina de Villa Mascardi, donde un grupo de miembros del pueblo originario patagónico ocupó un hotel de la Administración de Parques Nacional.

"Si bien hoy tenemos un punto (de conflicto) en el Mascardi, hemos logrado achicar a su mínima expresión al RAM. Creemos que solucionado el Mascardi, se está manejando realmente bien el conflicto, achicándolo, porque cada vez son más los que creen que esta postura violenta no los lleva a ningún lado y los que negocian a partir del marco legal, y menos los que tienen esta mirada de no reconocimiento del Estado argentino", remarcó.

Asimismo, señaló que de acuerdo a la legislación actual "las tierras tienen que ser peticionadas y otorgadas" y subrayó que "todo mecanismo de usurpación y toma está fuera de la ley".

En alusión a la Resistencia Ancestral Mapuche ( RAM), Bullrich advirtió que se trata de "un grupo de extrema violencia que ha realizado una gran cantidad de atentados" y recordó la puesta en marcha de un comando unificado con las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut y la Justicia federal y las provinciales.