La titular del PRO y exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, criticó la intervención de la empresa Vicentin al considerar que es un "abuso de poder" por parte del Gobierno, y aseguró no tener "ni idea" de que la cerealera fue el mayor aportante privado de la campaña electoral de Juntos por el Cambio.

"Es un verdadero abuso de autoridad", consideró la exfuncionaria macrista en diálogo con Radio Metro. Añadió que "se trata de un empresa privada que estaba en un proceso legal de quiebra" y consideró que "es una explicación absolutamente ridícula" que la medida se haya dictado por una cuestión de soberanía alimentaria.

En relación a declaraciones hechas por el presidente Alberto Fernández, manifestó: "Lo que más nos preocupa es que hace unas semanas dijo que las ideas de intervenir empresas eran ideas locas, que estaba cansado de oír a los que decían que iba para el lado de Venezuela, y dos semanas después, lo hace".

La periodista María O'Donell le recordó a la presidenta del PRO que Vicentin fue el mayor aportante privado de la campaña de Juntos por el Cambio, alianza principalmente integrada por ese partido, durante las últimas elecciones presidenciales, en la que el expresidente Mauricio Macri buscaba su reelección.

Sobre esto, la exministra se limitó a responder: "No tengo ni idea, no conozco los aportantes de la campaña de Cambiemos, pero no tiene nada que ver. Lo nuestro es una convicción. No lo sé porque no conozco los aportantes de Cambiemos".

Vicentin hizo ese aporte en paralelo a un pedido de préstamos millonarios por 18.500 millones de pesos concedidos por el Banco Nación, lo que derivó con la imputación del extitular de la entidad Javier González Fraga. Esta deuda, a su vez, fue la que el holding presente a principios de año el concurso preventivo para evitar la quiebra.

"La deuda de Vicentin ahora es de todos los argentinos en vez de haber hecho un proceso de venta y saneamiento para que se compre entre privados", sostuvo la dirigente política, y lo comparó con la estatización de la petrolera YPF.

El proyecto de expropiación de Vicentin elaborado por la senadora Anabel Fernández Sagasti indica que "la suma que eventualmente deba abonarse en cumplimiento del proceso expropiatorio será pagada con la deuda que Vicentin registre ante el Banco de la Nación Argentina y la Afip".

Además, Bullrich planteó que "hay un principio constitucional que dice que lo privado es privado", y consideró que "el Estado no necesita expropiar una empresa para cobrar" (sus pasivos) porque "eso se hace con un proceso de una quiebra ordenada".

"Causa verdurita"

La ex ministra de Seguridad se refirió también a la denuncia por presunto espionaje ilegal por parte de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante la administración macrista, que afectó a cientos de periodistas, empresarios, académicos y dirigentes de organizaciones no gubernamentales, entre otros.

"Lo vemos como una típica causa verdurita", sostuvo y se negó a darle "credibilidad a alguien que dice que espían a Horacio Rodríguez Larreta y a Diego Santilli saliendo de su casa", respecto a la denuncia que presentó ante la Justicia la interventora de la AFI, Graciela Caamaño.

"La verdad no le doy importancia, que siga la justicia y ya va a pasar lo mismo que todas las veces que quisieron endilgarnos estas cosas. Nosotros somos institucionalistas, creemos en la ley y no hacemos esas cosas", argumentó.