La oposición intentará avanzar a fines de este mes con un proyecto de ley en el Congreso para atenuar la situación de los deudores que tomaron créditos UVA, a quienes se les dispararon las cuotas por la inflación récord de los últimos dos años, mientras se multiplica el capital adeudado. 

La Comisión de Vivienda y Ordenamiento Urbano de la Cámara de Diputados, presidida por Felipe Solá, se reunió para tratar diversos proyectos de ley que proponen modificar el sistema de créditos en Unidades de Valor Adquisitiva (UVA).

Los bloques opositores acordaron un texto unificado y se firmó un dictamen que será enviado a la Comisión de Finanzas: la intención es que esta comisión se reúna para tratar este dictamen, aunque en la oposición estiman que puede haber resistencia del oficialista Eduardo Amadeo debido a que el proyecto busca "salvar" a los deudores hipotecarios que tomaron un crédito ajustado por inflación durante la gestión de Mauricio Macri.

Ocurre que los deudores confiaron en las metas de inflación de un dígito para 2019 que habían prometido Macri y el entonces presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y la inflación no sólo que no bajó sino que se disparó hasta un récord histórico en 27 años.

Actualmente, con una inflación anual que ya llega al 53%, está creciendo la cantidad de familias que se ven imposibilitadas de pagar la cuota mientras en paralelo ven como se les multiplica en en pesos la deuda que tienen con el banco, lo que en el futuro podría tornarse impagable y forzar un desalojo.

En caso de que Amadeo no quiera convocar a la comisión, la oposición pedirá una Sesión Especial para el miércoles 24 de abril.

Participaron de la reunión representantes de los tomadores de créditos UVA y de ProCreAr, especialistas en la materia y también varios legisladores que si bien no son integrantes de la Comisión de Vivienda tienen proyectos presentados. 

El Secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, fue invitado al encuentro para debatir la problemática pero no asistió.

"Esta gente está en una situación desesperante, ya no pueden pagar o lo hacen con un sacrificio enorme, un esfuerzo sobrehumano para que no les arrebaten la casa, el gobierno vive en un globo en esto porque el salario promedio viene bajando, pero la cuota viene subiendo", aseguró Solá. 

La propuesta consensuada por los diputados de la Comisión de Vivienda protege la capacidad de pago de los deudores hipotecarios para garantizar el derecho de acceso a la vivienda y declara la emergencia del sistema de créditos UVA por 365 días para quienes compraron vivienda única, familiar y de ocupación permanente.

Durante la vigencia de la emergencia se modifica el criterio para calcular el valor de las cuotas, incorporando el CVS (Coeficiente de Variación Salarial) al CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) que se utiliza actualmente: se tomará el menor de dichos indicadores.

Por último, plantea un período de gracia de seis meses para aquellas personas que perdieron el empleo después de tomar el crédito y se suspenden los desalojos que se encuentren en curso por falta de pago