El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comunicó que las escuelas porteñas "continúan con el dictado de clases presenciales" , a pesar de la resolución del Juzgado Contencioso Administrativo Federal que dejó sin efecto la cautelar de la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires sobre la presencialidad en las escuelas. 

El fallo a cargo del juez Esteban Furnari , resolvió que la Ciudad debería aceptar el  Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU)  firmado por el presidente Alberto Fernández el pasado jueves, tras el anuncio de nuevas restricciones por la  segunda ola de contagios de coronavirus (Covid -19).

"Con relación al fallo recientemente dictado por un Juz de Primera Instancia de la Justicia Federal, y ante la opinión jurídica de la Procuración General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que corresponde seguir acatando el fallo dictado por la Cámara de Apelaciones de la Ciudad hasta tanto el conflicto sea resuelto de forma definitiva por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el Gobierno de la Ciudad ratifica que las clases continuarán siendo dictadas de forma presencial como hasta el día de hoy ", informaron. 

La decisión del Gobierno porteño que fue difundida por medio de un comunicado se produjo luego de que la justicia federal resolviera dejar sin efecto otro fallo, pero de la Justicia de la  Ciudad de Buenos Aires.  En esta última decisión, dictada por la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, se había planteado que el DNU del Gobierno nacional que suspendió las clases en el Área Metropolitana de Buenos Aires violentaba la autonomía del distrito y se aceptó el temperamento del Gobierno porteño de mantener las aulas abiertas.

Sin embargo, el juez federal Esteban Furnari, ante una presentación de la Jefatura de Gabinete de la Nación, consideró que la justicia porteña no tiene facultades para resolver sobre el la cuestión y que debe  resolver la Corte Suprema de Justicia.

                                                         

La decisión de la Corte Suprema 

La Corte Suprema de Justicia aceptó tomar el caso ya que se trata de un conflicto entre dos gobiernos: la ciudad autónoma de Buenos Aires y la Nación, para lo cual tiene competencia "originaria". es decir que puede abocarse directamente al caso sin que haya una instancia de llegada al Altro Tribunal vía las apelaciones.

La Corte se declaró el lunes competente para analizar la presentación de la Ciudad de Buenos Aires contra la suspensión de las clases presenciales en el distrito y anticipó que le dará un trámite acelerado al expediente para resolver la cuestión. La resolución de los ministros de la Corte se conoció en una jornada en la que se observó un alto acatamiento al paro docente en las escuelas de gestión pública de la ciudad y actividad dispar en los establecimientos privados.

La disputa por la presencialidad se centró en el ámbito judicial tras un fallo de la Cámara de Apelaciones que el domingo avaló la vuelta a las aulas pese al decreto que ordenaba volver a la virtualidad en el AMBA frente a la exponencial suba de contagios de coronavirus, a lo que hoy se sumó la decisión de la Corte de asumir la competencia en el litigio.

Si bien la Corte no tiene plazos para expedirse, anticipó, a través de la resolución que firmaron los cinco ministros, que hará una tratamiento acelerado en los términos que permite el Código Civil y Comercial de la Nación, para que los magistrados resuelvan "de oficio" y como "primera providencia", si "la naturaleza de la cuestión y la prueba ofrecida" lo permite.