La Confederación Argentina de la Mediana Empresa ( CAME) rechazó hoy el paro general anunciado por la CGT para el el lunes 25 de junio. 

El rechazo fue decidido por unanimidad por el comité de presidencia de la entidad "a pesar de la difícil situación que atraviesan las pequeñas y medianas empresas"

La decisión de los dirigentes empresarios pymes se debe a que consideran que el momento actual requiere de diálogo y consensos para encontrar soluciones para el comercio y los servicios, la industria, el turismo y las economías regionales, "y eso se logra aportando ideas y proyectos".

En un comunicado, la CAME dijo que busca generar las condiciones para mejorar el empleo, la inversión y la productividad, "y un paro general provoca lo contrario". 

 

"Lo que necesitamos es bajar el costo argentino para recuperar mercados y así crear mayores fuentes de trabajo", señaló la entidad empresaria en su comunicado.

El comité de presidencia está conformado por el 80% de dirigentes representantes del interior del país.

La entidad agrupa a 1.544 Federaciones, Cámaras, Centros y Uniones Industriales, Comerciales, Turismo, Servicios, la Construcción, la Producción y los Jóvenes y Mujeres empresarios de todo el país, representando a 520 mil pequeñas y medianas firmas.