Dirigentes de distintas corrientes internas del sindicalismo peronista, a excepción de organizaciones ligadas al moyanismo, realizaron ayer una reservada cumbre, con la idea de afianzar una estrategia común que desemboque en la unidad plena de la CGT.

En inocultable intento de aceitar la relación con el Gobierno, y además, de ser posible, conseguir un mayor protagonismo en el amtomizado PJ.

Esos fueron los temas centrales de conversación durante un almuerzo que organizó la Confederación de Gremios Energéticos, en la sede de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Industria del Gas, Boedo 90, que lidera Oscar Mangone, según reseñó la agencia Télam.

Entre los asistentes se destacó la presencia del triunviro cegetista Héctor Daer, Carlos West Ocampo (Sanidad), Armando Cavalieri (Comercio); Andrés Rodríguez (Upcn), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Gerardo Martínez (Construcción), y por Catheda, su titular Antonio Cassia (petroleros). Por el Movimiento de Acción Sindical Argentino (M.A.S.A.) asistieron Jorge Omar Viviani (taxis); Sergio Sasia (Unión Ferroviaria).