El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, defendió el proyecto de modificación de la fórmula para calcular jubilaciones del Gobierno, el cual dejaría atrás la modalidad impuesta por el expresidente Mauricio Macri que toma en cuenta la inflación, con la cual consideró que "los jubilados siempre persiguieron de atrás a los precios".

"Suspendimos la fórmula del macrismo porque les hacía perder a los jubilados. Con Macri los jubilados siempre persiguieron de atrás a los precios", afirmó Cafiero en diálogo con El Destape Radio, en referencia a la propuesta de movilidad jubilatoria que el Ministerio de Economía enviará al Congreso, la cual reemplazará el mecanismo de aumentos por decreto que se utilizan desde diciembre de 2019.

La nueva fórmula jubilatoria dejará de lado la inflación y, en su lugar, habrá aumentos semestrales basados en una combinación del aumento de los salarios y la recaudación, en un 50% de cada uno. Se trata del mismo que esquema que se utilizó durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner a partir de 2008, y que luego derogó  Cambiemos en 2017.

Sobre la nueva fórmula jubilatoria, Cafiero opinó que "siempre el Ripte es el mejor indicador para actualizar jubilaciones, porque son los salarios activos formales". Mientras que con la modificación de 2017 se toma en cuenta ese indicador sumado a la inflación, con el nuevo proyecto se utilizará el Ripte junto a la recaudación para calcular los aumentos jubilatorios.

La Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) es la remuneración promedio sujeta a aportes al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) que perciben los trabajadores que se encuentran bajo relación de dependencia y que han sido declarados en forma continua durante los últimos 13 meses. Las variaciones del Ripte intervienen en el cálculo de la movilidad jubilatoria del Régimen General del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y en el cálculo de las indemnizaciones por accidentes de trabajo.

Desde que asumió el presidente Alberto Fernández, los incrementos de jubilaciones se definen por decreto, ya que la ley de movilidad está suspendida hasta fin de año, por considerar que la fórmula del macrismo no permitía ganarle a la inflación. Con respecto a esto, Cafiero remarcó: "Los aumentos que dimos crecieron 8 puntos por encima de la inflación. Es la primera vez en mucho tiempo que pasa eso".

Este lunes el Ministerio de Economía dio a conocer la propuesta de movilidad jubilatoria que llevará el oficialismo al Congreso, que implicaría un regreso a la ley N° 26.417 que estuvo vigente desde 2008 hasta su derogación en 2017, durante el gobierno de Macri y está constituida por el incremento de salarios y la recaudación, en un 50% cada uno.

El Gobierno descartó la posibilidad de proponer un aumento de los haberes de jubilados y pensionados atado a la inflación al sostener que "no es deseable para la Argentina porque los ingresos de los jubilados han pedido poder adquisitivo y el objetivo político es recomponer esos ingresos".

"La fórmula que incorpora salarios implica que el ingreso de los pasivos acompañe al de los activos", indicó el oficialismo, y subrayó que sumar la variable de recaudación "permite compartir el crecimiento y, al mismo tiempo, cuidar la sustentabilidad fiscal". 

Por otra parte, ante la llegada de la misión del Fondo Monetario Internacional, Cafiero consideró: "La Argentina tiene que volver al sendero de la producción y del empleo y el FMI tiene que entender eso". "El FMI tiene que entender que en Argentina no hay lugar para ajustes", aseveró el jefe de Gabinete, y enfatizó: "No estamos para recetas viejas del FMI. Nunca funcionaron".

Sobre la reforma judicial, el funcionario sostuvo: "No tenemos fecha de entrega de las propuestas del Consejo Asesor de la Reforma Judicial. Es un Consejo autónomo. Sufrimos un bloqueo del tratamiento del pliego de Daniel Rafecas por parte de la oposición. Hoy Rafecas sigue siendo el candidato del Gobierno para Procurador".