El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció este lunes que el ministerio de Desarrollo Social será ocupado por Juan Zabaleta, mientras que el ministerio de Defensa quedará en manos de Jorge Taiana. Ambos asumirán al frente de sus carteras este martes a partir de las 18, cuando el presidente Alberto Fernández les tomará juramento. 

Durante el anuncio, Cafiero agradeció a los ahora exministros Daniel Arroyo y Agustín Rossi por "la dedicación y el esfuerzo" que tuvieron durante estos dos años, en momentos donde "la gestión extenuó a muchos" e "hizo que la voluntad de los que acompañamos al presidente esté puesta como prioritaria a la hora de poder encarar un momento muy difícil para nuestro país".

"Agradecerle tanto a Agustín como a Daniel la entrega, el compromiso y la militancia diaria que han tenido siempre para sostener lo que el presidente había encomendado como prioritario: la defensa del sistema de salud, de los argentinos y de la vida", agregó el funcionario.

"Esto es lo que el Presidente nos ha encomendado y estos dos funcionarios han dedicado con mucha militancia", resaltó el jefe de ministros, quien felicitó la llegada al Gabinete de Zabaleta y Taiana.

Con el anuncio de los nuevos integrantes del Gabinete nacional, el Gobierno finalmente le puso fin a una mini crisis generada a partir de la decisión de Fernández, quien en una entrevista concedida a C5N desde Perú, donde se encontraba participando de la asunción del presidente José Pedro Castillo, afirmara que "todos los que son candidatos deben dejar sus cargos".

Con esas afirmaciones, el mandatario precipitó las salidas de dos de las piezas claves en el engranaje de su gestión; la de Rossi, quien no tenía previsto abandonar el cargo, y la de Arroyo, quien había anunciado que continuaría al frente del estratégico ministerio de Desarrollo Social durante la campaña electoral, salvo que el jefe de Estado decidiera otra cosa.

La decisión de Fernández obligó a Arroyo a concentrar sus energías en la campaña electoral como precandidato a diputado nacional por el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires; al igual que Rossi, cuya salida tuvo como ingrediente de trasfondo su decisión de armar una lista propia en Santa Fe para enfrentar en las Primarias Abiertas a la nómina que responde al gobernador Omar Perotti, la que contó con el aval del presidente Fernández y de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Taiana, de 71 años, es senador nacional por la provincia de Buenos Aires, banca que ocupó en reemplazo de Cristina, cuando esta asumió como vicepresidenta de la Nación. 

Ahora y tras darse a conocer su designación, el ex canciller durante la gestión de Néstor Kirchner, deberá hacer uso de la licencia de esa banca, la que recaerá en manos de la primera suplente, la exdiputada nacional Juliana Di Tullio.

En tanto que Zabaleta, de 54 años, tomará una licencia abierta como intendente del partido bonaerense de Hurlingham, donde tiene mandato hasta el 10 de diciembre de 2023, y su lugar al frente de ese municipio, sería ocupado por el actual presidente del Concejo Deliberante e integrante de la agrupación La Campora, Damián Selci. 

Un hombre de confianza

Si bien la conexión con el presidente Fernández data de los años en que acompañaron a Florencio Randazzo, en los dos años de gobierno del Frente de Todos Zabaleta se ganó un lugar de confianza en el entorno presidencial.

Ahora, tras sellar una tregua en Hurlingham con La Cámpora, desembarca en el Gabinete nacional y tendrá a su cargo el trato con los movimientos sociales en plena campaña electoral.

Quién es Juan Zabaleta

Zabaleta nació un 29 de abril de 1967 en Haedo y comenzó su carrera política en la adolescencia, militando en el Partido Justicialista.

Luego fue copiloto del Turismo Carretera junto a Luis "Patita" Minervino, con el cual obtuvieron los subcampeonatos de 1995 y 1996 ganando 13 carreras.

Por su amplia experiencia en el automovilismo, colaboró con las transmisiones de "Automovilismo para Todos".

"Juanchi" es un dirigente relacionado al peronismo más tradicional u "ortodoxo" que ocupó en los últimos 15 años distintos cargos, desde varios lugares en la ANSES hasta la intendencia de Hurlingham.

En las últimas semanas, Zabaleta jugó fuerte para defender lugares en la Provincia de Buenos Aires frente al avance de La Cámpora y de Máximo Kirchner, con quien comparte el frente pero tiene una rivalidad política.

Además, es uno de los intendentes bonaerenses que tuvo un acercamiento con el ex ministro Florencio Randazzo, de quien se alejó en 2017 cuando Cristina Kirchner se presentó como candidata a senadora nacional.