El primo de  Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, se refirió a la construcción este martes y afirmó que en Argentina "es imposible" realizar obra pública "sin redeterminación de precios" para ajustar los valores "a la realidad", al declarar como testigo en el llamado juicio "Vialidad".

"Es imposible hacer una obra pública sin redeterminación de precios, ajustando el precio a la realidad. Lo que hay que entender es que es simplemente tratar de ir ajustando, en una obra los períodos son muy largos y el precio base no puede ser el mismo", emitió.

Además, el involucrado también señaló que la cercanía geográfica con las obras licitadas constituye una "clara ventaja" para la empresa oferente.

De esta manera, el primo del expresidente se presentó en los tribunales federales de Retiro para declarar ante el Tribunal Oral Federal 2 en el juicio que se sigue a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por supuesto direccionamiento de la obra pública nacional en Santa Cruz a favor del también juzgado Lázaro Báez.

En el mismo acontecimiento, Ángelo Calcaterra emitió su testimonio en defensa de los dos funcionarios involucrados en la causa y, si bien el cuestionario estuvo limitado, el tema se centró alrededor de los mecanismos de licitación de obra pública en general.

"No conozco una obra que empiece y termine en el plazo estipulado, es muy normal que haya demoras", expresó el familiar de Mauricio Macri, quien también se refirió a la importancia de la cercanía geográfica a la hora de realizar una obra pública: "Por supuesto, tienen mucha ventaja competitiva".

De cara a la audiencia, el próximo martes 26 de octubre seguirá el juicio con las testimoniales de Patricio Derby, Mariana Stilman, Paula Oliveto y María Rosa Adorni.