Para evitar que la oposición instalara la polémica por la eventual responsabilidad del Gobierno en la muerte de Rafael Nahuel en Río Negro, el oficialismo decidió finalmente no convocar a la sesión especial prevista para hoy en la Cámara de Diputados.

Al tomar esa decisión, Cambiemos sopesó que los últimos acontecimientos, que incluyen también la desaparición del submarino ARA San Juan con 44 tripulantes, convertirían al recinto en la caja de resonancia perfecta para que la oposición apunte sus cañones al Gobierno.

"Esa era la posición Massot y era la dominante dentro del interbloque para que no hubiera lío por el tema mapuche y el tema submarino", explicaron a NA fuentes del oficialismo.

En ese contexto, se prefirió postergar un temario, que muy probablemente iba a incluir el proyecto de ley de alquileres, la entrada y salida de tropas del país para la realización de ejercicios militares y la iniciativa para prohibir candidaturas a cargos electivos nacionales de condenados por delitos de corrupción.