Cambiemos se impuso ayer con claridad en las elecciones para definir las 9 bancas de diputados nacionales que se renovaron por Santa Fe, con lo que revirtió el resultado de las PASO, conservó los escaños que arriesgaba y dejó en segundo lugar al Frente Justicialista, que con estos números consiguió 3 plazas y sumó una a las dos que renovaba, mientras el Frente Progresista se quedó con la última diputación.

Rossi se mostró conforme y ponderó que lograran 3 bancas de las 9 en juego

La lista que encabezó Albor Cantard, escrutado el 91,66 por ciento de las mesas, obtenía 687.365 votos (38,15%), en tanto el Frente Justicialista, que propuso a Agustín Rossi al tope, sumaba 460.201 sufragios (25,54%), mientras el Frente Progresista, cuya cabeza de lista fue Luis Contigiani, llegó a 259.149 votos (14,38%).

Aún antes de conocerse los primeros resultados oficiales, el ahora diputado electo Cantard remarcó exultante que su espacio creció “más de 10 puntos con respecto a las PASO” y se mostró confiado en que los datos provisorios permitían pensar que la fuerza tendría “la quinta banca”.

Por su parte, Rossi se mostró “conforme” con el resultado de su fuerza, y ponderó que se lograran para el espacio 3 bancas de las 9 en juego.

“Estamos conformes con nuestro resultado; estamos colocando tres diputados nacionales”, añadió, y luego dijo que respecto de 2013 su espacio mejoró “casi un 33 por ciento”.

Con estos resultados acceden a una banca de diputado Cantard, Luciano Laspina, Lucila Lehmann, Gisela Scaglia y Gonzalo del Cerro, por Cambiemos; Rossi, Alejandra Rodenas y Josefina González, por el Frente Progresista; y Luis Contigiani, por el Frente Progresista Cívico y Social, gobernante en el distrito.