El Congreso retoma hoy la actividad legislativa. Lo hará para analizar el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que tiene como fin la desburocratización y simplificación de los trámites en el Estado, firmado el pasado 10 de enero por el presidente Mauricio Macri.

El decreto, que fue fuertemente cuestionado por los distintos sectores de la oposición, que lo calificaron de inconstitucional, será aprobado en la comisión bicameral de Trámite Legislativo donde el oficialismo ratificará al frente al senador por Formosa Luis Naidenoff, actual jefe del interbloque de Cambiemos en el Senado, quien, en caso de empate, definirá a favor de la Casa Rosada.

En esa comisión el oficialismo cuenta con ocho integrantes sobre16. Por el Senado integran la Bicameral los senadores de Cambiemos Silvia Giacoppo y Pedro Braillard Poccard, y los diputados Fernando Iglesias, Pablo Tonelli, Ezequiel Fernández Langan, Luis Petri y Martín Hernández.

La oposición, dividida en tres, ocupó los ocho sitios restantes: los senadores María Teresa González, Daniel Lovera y Guillermo Snopek, y el diputado Pablo Kosiner, por el Partido Justicialista; los diputados Máximo Kirchner y Marcos Cleri y la senadora Anabel Fernández Sagasti, por el Frente para la Victoria, y la senadora salteña del Partido Renovador, María Fiore Viñuales.

Desde el massimo, señalaron que el DNU regula en materia penal "cuando modifica normas que atañen la Unidad de Información Financiera (UFI) y a la denominada Ley Antilavado"; y lo hace en materia tributaria en "la modificación del artículo 147 de la Ley de Contratos de Trabajo, en el caso de que el embargo previsto en la norma proviniese de autoridad o Ente Público, ocasión en que redundaría en perjuicio fiscal del trabajador".

También desde el bloque Justicialista, el espacio de mayor volumen dentro de la oposición, criticaron la medida, que consideraron "atenta contra el rol del Congreso".

Los integrantes de esa bancada alertaron en particular sobre los cambios propuestos sobre el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de Anses: "Los artículos 153 y 154 resultan claramente inconstitucionales; no se acredita ninguna urgencia ni circunstancia excepcional que amerite no cumplir con el trámite parlamentario de la sanción de la norma".

Las quejas de la oposición motivaron que el oficialismo articule una estrategia alternativa ya que, a pesar de lograr que se apruebe en la comisión, los números no alcanzarían en el pleno de la Cámaras para aprobar el megadecretro.

Por eso, el oficialismo buscará consensos para respaldar el DNU en el recinto a partir del primero de marzo, una vez que se inicie el periodo ordinario. La idea es ir preparando varias leyes que contengan los cambios propuestos en el decreto.