El oficialismo logró avalar en la comisión bicameral de Trámite Legislativo el denominado mega DNU para desburocratizar el Estado que el Poder Legislativo promulgó en los primeros días de enero. Sin embargo, ante el rechazo unánime de los distintos sectores de la oposición que cuestionaron la disposición presidencial por considerar que saltea la discusión parlamentaria, anunció que enviará tres proyectos de ley para que incluyan los cambios impulsados en el decreto.

Entre otros puntos, el decreto modifica la Ley de Contrato de Trabajo y habilita a embargar las cuentas sueldo. Además, autoriza a la Anses a crear fideicomisos a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad. También permite realizar operaciones financieras.

Ante el rechazo del arco opositor a la medida que modifica 140 leyes vigentes, el oficialismo se vio obligado a modificar sus planes.

En el inicio del debate en la bicameral fue el jefe del interbloque de senadores de Cambiemos, Luis Naidenoff, quien anunció la decisión: "Vamos a presentar tres proyectos de ley que involucran cada uno de los capítulos del decreto".

El radical sostuvo que los proyectos serán presentados en Diputados para que puedan ser debatidos durante el período de sesiones ordinarias que iniciará el 1° de marzo próximo. Según fuentes oficialistas los textos en preparación se dividirán en tres áreas: Producción, Transporte y funcionamiento de la administración del Estado.

Según Naidenoff el DNU "cumple sobradamente los recaudos establecidos en la Constitución "y explicó que la decisión de transformar el magadecreto en iniciativas legislativas se tomó ya que "sabemos que hay quienes no quieren solo expresar opinión, sino también aportar al texto".

A pesar del anuncio, la oposición no ahorró críticas durante el debate. El senador pampeano Daniel Lovera, reprochó que la decisión presidencial tuviera carácter de necesidad y urgencia para el estado. "Este Congreso sesionó hasta los últimos días de diciembre y este decreto salió a los pocos días del mes de enero. Hubo intención del gobierno de no debatir para no darle participación este Congreso".

El presidente del bloque Justicialista en Diputados, Pablo Kosiner celebró la marcha atrás de Cambiemos: "El camino de las tres leyes es el camino correcto. Es un avance que se manden los proyectos de ley".

Sin embargo, el salteño señaló que "no está acreditado un estado de necesidad ni económica, ni social ni institucional" para justificar la existencia del DNU.