Con el ex presidente Mauricio Macri de viaje, la dirigente de la Coalición Cívica- ARI Elisa Carrió en retirada y la UCR en plena renovación de autoridades, Juntos por el Cambio logró pasar su primera prueba en el Congreso como oposición bajo el gobierno de Alberto Fernández. Aún con diferencias internas alcanzaron el consenso necesario para equiparar criterios en el debate de la ley "Solidaridad Social y Reactivación Productiva" y condicionar en algo al oficialismo. La gran apuesta a futuro será consolidar esa unidad, más allá de quién termine liderando ese espacio político.

La discusión en el ámbito parlamentario al interior de la alianza que integran el radicalismo, PRO y la Coalición Cívica-ARI generó una primera gran división apenas desde el Frente de Todos enviaron la iniciativa de las nueve emergencias. Según fuentes de la bancada opositora, de un lado, con Fernando Iglesias a la cabeza, proponían no sentarse en sus bancas ni siquiera para garantizar la jura de los nuevos legisladores; mientras que desde otro sector, entre los que estaban Sebastián García De Luca, planteaban que había que dar quórum, incluso para tratar el proyecto del oficialismo.

Preocupados porque no se genere una fractura antes de llegar al recinto, el presidente del boque macrista, Cristian Ritondo, y el titular de la bancada radical, Mario Negri, lograron imponer una tercera posición. De inmediato, le solicitaron al titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, que fije dos sesiones. De ese modo, desde Juntos por el Cambio pudieron dar quórum para la jura de los diputados y no para el tratamiento del proyecto de Solidaridad Social, pero además consiguieron condicionar en algo al oficialismo, que salvo algunas excepciones no depende de esa coalición para reunir los votos en el Parlamento.

"Para adentro fue un debate duro. Varios en la UCR y PRO querían que nos sentáramos para que se discuta la ley, como planteó Gerardo Morales; otros, muy por el contrario, no estaban dispuestos ni a que juren los diputados. Por suerte, llegamos a un consenso y salimos todos con la misma postura", señaló a BAE Negocios uno de los principales referentes del interbloque de Juntos por el Cambio.

A diferencia de los gobernadores radicales, que pujaron hasta último minuto para que los legisladores de las tres fuerzas que componen la alianza, pero sobre todo los del radicalismo, se dispongan a cooperar para dar inicio al tratamiento de la ley, Macri se mantuvo al margen. No sólo el mismo día del debate el ex mandatario viajó a Qatar para ver la final del Mundial de Clubes, sino que además a los pocos días de regresar se volvió a ir, esta vez para descansar dos semanas en Villa La Angostura, junto a su familia.

Mientras desde el entorno de Macri aseguran que en marzo "Mauricio comenzará a liderar la oposición", en la UCR celebran su ausencia. "Somos varios los que estamos felices de que se haya ido de viaje. En seis meses, Macri está en otra", señaló un dirigente de lo que hasta hace poco era Cambiemos. Otros son un poco más indulgentes y pregonan que el ex presidente "deberá encontrar su lugar como referente de este espacio, no necesariamente desde una candidatura".

Lejos de estar pendientes de las instrucciones del líder de PRO, en el interbloque de Juntos por el Cambio de Diputados y el Senado -donde por ahora es el único lugar en el que la oposición tiene alguna posibilidad de incidir políticamente- sostienen que van a "defender la unidad" y "los intereses del sector productivo y la clase media". "Vamos a representar al 41 por ciento que nos votó", apuntó una de las diputadas de la bancada macrista.

Como Ritondo, son varios los que repiten que no habrá nuevas fugas de legisladores de Juntos por el Cambio, como sucedió semanas atrás con el bonaerense Pablo Ansaloni, el santacruceño Antonio Carambia y la tucumana Beatriz Ávila. Además de pregonar la unidad, muchos plantean que están dispuestos a ser "una oposición seria y responsable", siempre que desde el otro lado no insistan con instalar el discurso de "tierra arrasada".

Más notas de

Gabriela Vulcano

Sin acuerdo, los aportes de los diputados serán voluntarios y sin porcentaje fijo

Massa optó por recortar el presupuesto de la Cámara baja

Los educadores, frente al desafío de trasladar la rutina del aula a las clases virtuales

Las videollamadas complementan el entorno virtual

Ginés acordó "coordinar esfuerzos" con empresas de salud y no habrá DNU

Ginés reaccionó con celeridad tras sus dichos del miércoles

Están ocupadas el 80 por ciento de las camas de terapia intensiva

Arroyo dialoga con diputados por videoconferencia

Massa se adelanta en el oficialismo y anticipa un recorte en la Cámara de Diputados

Massa presentó una propuesta para la Cámara baja

Medios públicos amplían la cantidad de horas con contenido educativo

El ministro de Educación durante la teleconferencia

El congelamiento de alquileres saldrá por decreto de necesidad y regirá a partir de abril

Vilma Ibarra decidió, junto a Massa, el camino a seguir

Envían al Congreso un proyecto para congelar alquileres y cuotas de hipotecas por 180 días

Massa busca alternativas para sesionar

Alberto Fernández - Rodríguez Larreta, una sociedad que se afianza

Alberto Fernández - Rodríguez Larreta, una sociedad que se afianza

Con un respaldo político absoluto, Fernández dispuso el aislamiento social obligatorio

Perotti, Rodríguez Larreta, Kicillof y Morales, laderos de Fernández en el anuncio