El presidente del bloque de diputados del PJ de Formosa, Agustín Samaniego, lamento que la dirigencia opositora local de Cambiemos desde el discurso y en su accionar vaya a “contramano de la realidad de los formoseños”.

“Fíjese, tenemos a un senador como (Luis) Naidenoff que lejos de advertir y trabajar para que el presupuesto nacional 2018 incluya obras para Formosa -ya que el proyecto enviado por el Ejecutivo no lo hace-, está empeñado en continuar elaborando firuletes estadísticos con el objetivo, falsario y a todas luces imposible, de atenuar la tremenda derrota electoral sufrida. Quien se dice defensor de la democracia, debe llamarse a serena reflexión ante la decisión de la inmensa mayoría de los formoseños que quieren seguir prosperando con este modelo de provincia”.

“Con respecto al caso del cesanteado ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, no es nuestra intención hacer leña del árbol caído, pero de allí a que se señale que se fue con todos los honores me parece demasiado. No conformó a nadie con su magra gestión. Al presidente es más que evidente, mucho menos a los productores del agro. La muestra de esto es que la principal dirigencia del campo de su provincia, Formosa, inclusive a los que son de su misma extracción política, han coincidido en lo improductivo, intrascendente, y hasta negativo de su gestión”, sostuvo el legislador provincial.

“La moraleja de todo esto es que, la dirigencia radical de nuestra provincia debe darse cuenta de una vez por todas, que el presidente Mauricio Macri, no solo aplica políticas que van en contra de los principios fundadores del radicalismo, sino que también desprecia a sus dirigentes, más aún si son de provincias como la nuestra” sostuvo.