Después de casi un mes de crisis política, económica y financiera, el presidente Alberto Fernández finalmente decidió hacer una amplia reforma de gabinete que, en los hechos, implica un reordenamiento del poder interno en la gestión pública y en el Frente de Todos. Sergio Massa deja la presidencia de la Cámara de Diputados para asumir en un superministerio de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura  y extiende su influencia en el Gabinete nacional.

Massa no es el único ganador. La vicepresidenta Cristina Fernández fue la impulsora de un cambio profundo de la gestión pública desde que, en septiembre del año pasado, el Frente de Todos perdió las primarias. Lo que no se concretó entonces, y no se produjo tampoco el 2 de julio tras la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía, se plasmó en un jueves frenético de renuncias, nombramientos y corrimientos de cargos. 

Las modificaciones en el elenco de gestión comenzaron a acelerarse en las últimas 48 horas cuando Massa comenzó a cerrar un esquema para dinamizar la gestión nacional, herida por semanas de desgaste político y económico. En las últimas cuatro semanas, las principales variables mostraron el impacto: se aceleró la inflación, se dispararon los tipos de cambio y se agotaron las reservas.

En 20 minutos, la Casa Rosada emitió seis comunicados sucesivos para informar en forma sobria acerca de los cambios: El primero fue la designación de Massa como ministro de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura que implicó el desplazamiento de Daniel Scioli -que retorna a la Embajada en Brasil- y de Julián Domínguez, un dirigente que llegó al cargo para mejorar la relación siempre tensa con el campo. 

Los cambios de Gabinete, uno por uno

La primera movida pública fue de uno de los funcionarios más cercano al presidente y con menos visibilidad pública. Gustavo Béliz dejó la Secretaría de Asuntos Estratégicos, un puesto que nunca se lució y que no logró consolidar la idea del Consejo Económico y Social. Dos horas más tarde, la Casa Rosada emitió el primer comunicado oficial. "El presidente Alberto Fernández decidió reorganizar las áreas económicas de su gabinete para un mejor funcionamiento, coordinación y gestión".

La llegada de Massa implica fundir en un superministerio Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, y también tomó bajo su órbita la relación con los organismos multilaterales que tenía Belíz. Massa había puesto también el ojo en la Administración Federal de Ingresos Públicos y en el Banco Central.

En la AFIP fue nombrado Carlos Castagnetto - cercano a Cristina Kirchner- que reemplazó a Mercedes Marcó del Pont y en el BCRA se mantiene Miguel Angel Pesce, cercano políticamente y amigo del presidente de la Nación. Desde el Banco Central contaron que luego de anunciarse los cambios, el titular de la autoridad monetaria se comunicó con Massa para establecer futuros pasos de coordinación. Hubo otros dos cambios: Marcó del Pont fue al lugar de Béliz y Silvina Batakis a la presidencia del Banco Nación.

Los cambios, anunciados uno por uno, provocaron el impacto de medidas por goteo, dictadas por la necesidad de acomodar los puestos vacantes en función de la centralidad que tendrá el nuevo ministerio de Economía ampliado. 

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, aseguró a lo gobernadores con los que intercambió mensajes que continúa en su cargo, desde donde consolidó una buena relación con la mayor parte de los gobernadores. En el resto de los ministerios no hubo movimientos ni confirmaciones, pero nadie asegura que los cambios haya concluido.

Más notas de

Gabriela Granata

Cecilia Todesca: "Argentina es una plataforma productora de alimentos y de energía"

Cecilia Todesca:  "Argentina es una plataforma productora de alimentos y de energía"

Cuattromo: "El crédito es una palanca de desarrollo que no debe ahogar la producción”

Cuattromo: "El crédito es una palanca de desarrollo que no debe ahogar la producción”

Massa tilda los pendientes antes del viaje a Estados Unidos

Massa tilda los pendientes antes del viaje a Estados Unidos

Mucho por celebrar, pero también mucho por hacer

Mucho por celebrar, pero también  mucho por hacer

Cambio de Gabinete: Massa queda al frente de un superministerio económico

Cambio de Gabinete: Massa queda al frente de un superministerio económico

Subsidios, FMI y tasas: el Gobierno se esfuerza en mostrar señales, pero la confianza no aparece

El Gobierno se esfuerza en mostrar señales, pero la confianza no aparece

Con el PRO distraído, la UCR busca ventaja e irrumpe "el otro" Manes

Con el PRO distraído, la UCR busca ventaja e irrumpe "el otro" Manes

Poderosos, un retrato de los vínculos entre la Justicia y la política en clave periodística

Poderosos, un retrato de los vínculos entre la Justicia y la política en clave periodística

La interna del Frente de Todos y dos gestos inesperados

La interna del Frente de Todos y dos gestos inesperados

Con picos de inflación y de tensión, Guzmán levanta el perfil

Con picos de inflación y de tensión, Guzmán levanta el perfil