Los camioneros que comandan Hugo y Pablo Moyano volvieron a marcar diferencia con la tesituara de la CGT en tiempos de Covid-19. Con una nota enviada al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, se apartaron del acuerdo que suscribieron la central obrera y la UIA para acordar suspensiones con el pago del 75% del salario a los empleados que estén en cuarentena. Más allá de que el Gobierno definió ese pacto como “histórico”, los transportistas dejaron en claro su tesitura contra la poda salarial.

En el texto al que tuvo acceso BAE Negocios, refieren a la resolución 2020-397-APN-MT, que homologó el acuerdo marco entre Azopardo y la UIA.

Con la rúbrica de Hugo y Pablo Moyano la misiva expresa, sin lugar a metáfora alguna, que “la Federación de Camioneros no suscribirá acuerdos con ninguna de las cámaras empresarias de nuestra actividad ni con las empresas del sector que impliquen la baja de salarios, y/o supresión del pago de ítems convencionales, como así tampoco acordará suspensiones de personal", enfatizaron.

"Atento las particularidades de nuestras actividades, las cuales como se ha expresado se encuentran en pleno funcionamiento, y en algunos casos con mayor intensidad en consonancia con lo que la situación amerita, no se encuentran configurados los presupuestos que justifiquen la celebración de acuerdos en el sentido previsto en el acuerdo CGT- UIA, y la disposición del Ministerio a vuestro cargo".

En el rechazo al pacto homologado por la cartera laboral apuntan también que el mismo “desnaturaliza lo establecido por el artículo 223 bis de la Ley N° 20.744 y sus modificatorias, que exige un pacto individual o colectivo para que se considere que las asignaciones en dinero puedan ser consideradas no remunerativas, además de la homologación".

En decisión de dejar puntual constancia Camioneros remarcó que "rechaza e impugna el mecanismo que habilitaría la automatización de medidas dispuestas unilateralmente por la parte empresaria, sin que concurra el consentimiento expreso de las asociaciones sindicales y/o de los trabajadores".

Alerta y movilización

En los días de pandemia, bajo la calificación de trabajadores esenciales, Camioneros también denunció problemas con sus afiliados que cumplen servicios en la rama de Recolección y Barrido del partido bonaerense de Moreno. A consideración del sindicato otro comunicado vislumbra que “en plena emergencia del Covid-19 hay un intento de esa comuna de avanzar con la precarización y municipalización del servicio".

Hugo y Pablo Moyano advirtieron que rechazan "cualquier avance patronal que perjudique a los 225 trabajadores que a diario y con esfuerzo limpian esa ciudad bonaerense".

"Las tareas que realizan ponen en peligro su propia salud y las de sus familias ante la grave pandemia de coronavirus y, no obstante el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio el personal nunca duda en permanecer en las calles al servicio de cada vecino", puntualizaron.