El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, confirmó que el gremio abandona la conducción de la  CGT.

La noticia se conoció a través de un comunicado de prensa firmado por el propio Moyano: "Como secretario gremial de la CGT renuncio, por no estar de acuerdo con esta conducción, porque no representa hoy los intereses de los trabajadores y lo que demandan. Tenemos un camino y líneas bien claras, iniciados hace años, y no serán abandonadas. Estos dirigentes están en las antípodas de la lucha obrera, entregan a los trabajadores ante la reforma flexibilizadora de Macri. Significando precarización, despidos, suspensiones. Quita de derechos para los trabajadores y de mayores beneficios para los empresarios", sostiene el texto.

Poco antes, el dirigente había ironizado sobre la nueva conducción sindical y propuesto que sea el propio ministro de Trabajo, Jorge Triaca, su futuro secretario general.

Al hacer público el retiro, aclaró: "queremos llevarle tranquilidad a todos los trabajadores haciéndoles saber que seguiremos defendiendo sus derechos incondicionalmente en cualquier espacio futuro, tal como lo hicimos frente a las sinrazones que sufrimos durante este tiempo. Ante tanta indecisión es fundamental fortalecer nuestra representación gremial en todos los sectores, sobre todo por los retos que implica ante este neoliberalismo, egoísta, materialista, antinacional, antipopular y cruel en su desmedido individualismo devastador".

Finalmente, aseguró que "esto se puede restituir. Y lo vamos a revertir. Al menos para El Visible ciudadano de a pie, esta convicción es nuestra tarea".