El G20 dejó extenuado a Mauricio Macri. El cansancio del Presidente lo había hecho público durante la conferencia de prensa que brindó el sábado en el predio de Costa Salguero. “Son dos días que ya estoy muerto, muerto”, se había quejado ante los periodistas. La actividad frenética del jefe de Estado comenzó el jueves pasado con las primeras reuniones bilaterales. Durante cuatro días mantuvo 18 encuentros con líderes mundiales.

 

Según informaron fuentes oficiales, el Presidente viajó a Neuquén junto a su esposa, Juliana Awada y su hija Antonia, para descansar luego de las jornadas intensas de la Cumbre del G-20 que se realizó en Buenos Aires. Desde la Casa Rosada señalaron que Macri viajó desde Córdoba, donde el miércoles mantuvo varias actividades, hacia el Sur. Estas nuevas mini vacaciones tiene como destino la ciudad de Chapelco, donde se hospedarán en el lujoso country Chapelco Golf & Resort, hasta el domingo cuando se juega la final de la Copa Libertadores entre Boca y River en la ciudad de Madrid.

 

La familia presidencial suele visitar en forma continua el Sur como destino de descanso. Ya se habìa alojado en el mismo establecimiento un verano para el festejo de cumpleaños del Presidente. La última vacación más extensa -21 días- fue a Villa La Angostura en comienzos de año. Luego sumó días de descanso los fines de semana largo con escapadas a la residencia de Chapadmalal, a la casa materna “La Carlota” en Tandil,  y en estancias en Córdoba.

 

Quedan pocas semanas para las fiestas de Fin de Año, ocasión en la que suele compartir junto a su familia fuera de la ciudad de Buenos Aires, pero hará una parate para asistir el 1º de enero a la asunción de Jair Bolsonaro como nuevo jefe de Estado de Brasil.

En medio de un clima de debate interno por la aplicación del protocolo del uso de armas por la Policía, el Presidente decidió tomarse unos días de descanso cuando están por cumplirse los tres años de gestión el próximo lunes.

 

Los jueves suele tener reunión de gabinete en la Casa Rosada y luego alguno de los ministros brinda una pequeña conferencia de prensa. Esta vez habrá unos días de silencio luego de que la aliada, Elisa Carrió, saliera a criticar la resolución de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y exigir su tratamiento en el Congreso de la Nación. El enfrentamiento de Cambiemos por la norma que flexibiliza el uso del arma ocurre en medio de un plan oficial por instalar el tema de la inseguridad como un eje de la campaña electoral