La empresa Cargill Argentina puso en marcha un plan de retiros voluntarios con doble indemnización en su planta de la localidad santafesina de Puerto General San Martín, en la tónica de reducir la dotación de 350 empleados. Según el gremio el ofrecimiento de la agroindustrial contempla el pago del ciento por ciento del valor indemnizatorio, más una suma igual por aceptar el retiro de modo voluntario.

Un portavoz de Cargill, según publicó la agencia Télam, consignó que la empresa "no está cerrando puestos de trabajo", pero admitió que procura "sustituir algunas posiciones con perfiles acordes a los nuevos desafíos del negocio".

Más allá de la protocolar confirmación empresaria de la reducción de puestos de trabajo en esa planta de Santa Fe el vocero de Cargill se excusó de confirmar el número de retiros que la compañía se dispone a concretar en su planta de personal.