El diputado nacional Daniel Arroyo, máximo referente de Alberto Fernández en política social, sostuvo hoy  que "en un país que produce alimento no puede haber hambre".

"No es lo mismo comer que no comer" planteó el hombre que diseñó el plan presentado junto al candidato presidencial en la Facultad de Agronomía, quien agregó que la iniciativa deberá hacerse extensiva a "los próximos cinco Gobiernos de la Argentina" porque según dijo, en los últimos años "se ha pasado una línea que tiene que ver con la cuestión nutricional".

Quien también se refirió a la propuesta de Fernández fue la presidente de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien consideró que "no es posible aceptar que se mueran niños" por la falta de alimentos.

"Eso es insoportable, en un país de la riqueza como el nuestro. Los organismos de derechos humanos vamos a seguir poniendo el esfuerzo que hemos hecho en estos 42 años para que estas cosas buenas se cumplan", señaló Carlotto.

En tanto que el diputado Leonardo Grosso (Movimiento Evita), consideró al respecto que "en Argentina hay tres factores que tienen que confluir: creación de empleo, buenos salarios y alimentos baratos y saludables".