El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, pidió este lunes alejarse "de la banalización del tema" de los carpinchos tras la aparición de estos animales en la urbanización Nordelta, en el partido de Tigre, al tiempo que dijo que no cree que sea "la mejor opción o la única opción" trasladarlos de ese lugar.

"Cuando hablamos de carpinchos en Nordelta tenemos que alejarnos de la banalización del tema, hay que utilizarlo para avanzar con el cuidado de los diversos ecosistemas", destacó el funcionario nacional en declaraciones a radio La Red.

En ese marco, amplió: "Hablar de carpinchos es ejemplificar la necesidad de poder regular los humedales, de tener un inventario nacional de humedales y tener en cuenta lo que se ha significado el avance de barrios privados y la actividad productiva sobre ecosistemas que son humedales y son tan necesarios para la regulación de agua, para evitar inundaciones para la calidad de agua".

En tanto, Cabandié señaló que es posible hacer un traslado de los carpinchos pero "no creo que sea la mejor opción o la única opción".

"Tenemos que acostumbrarnos a vivir con las especies autóctonas; me parece que los barrios deberían tener una actitud de manejo de especies nativas, lo que va a poder permitir tener una convivencia armónica", agregó en ese sentido.

Asimismo, el funcionario destacó que su cartera se encuentra trabajando en el tema para darle una solución "en estas semanas" y señaló que el Delta en su conjunto es el hábitat del carpincho y que, si hay un exceso de ejemplares, el Ministerio de Ambiente puede tener una intervención pero no erradicarlos.

Sobre los incendios forestales que se registran en diferentes territorios del país, expresó que hay una serie de factores que influyen, como una época de sequía acumulada, estrés hídrico, falta de agua en algunas regiones, la falta de nevadas y factores climáticos como falta de humedad o calores que no se corresponden con el invierno.

Todo esos factores, remarcó, "favorecen focos ígneos que se van trabajando y combatiendo".

"El único camino a contemplar es la Ley de humedales, necesitamos controlar los humedales", enfatizó el ministro.

Frederic pidió a los vecinos de Nordelta "compensar el daño que hacen"

Las declaraciones de Cabandié sobre la invasión de carpinchos se dieron dos días después de que la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, se refiriese a la cuestión.

"Es una manera en que la naturaleza le devuelve a las personas el daño que le hacen con emprendimientos inmobiliarios", afirmó Frederic el sábado último.

"Es sorprendente la imaginación popular y evito los memes sobre este tema", dijo la ministra en diálogo con Radio 10.

Además, sostuvo que los animales están "buscando agua" tras conocerse denuncias de vecinos de un barrio privado de Nordelta sobre ataques de carpinchos a mascotas, residencias o destrozos en jardines.

"Todos sabemos del daño ambiental que producen ese tipo de emprendimientos inmobiliarios y las dificultades que han tenido los jueces y juezas probas para detener esos emprendimientos, y eso me consta, a todos nos consta", añadió Frederic.

La titular de la cartera de Seguridad sostuvo que la presencia de carpinchos en barrios cerrados de Nordelta, que están construidos sobre zonas de humedales, "es un poco la factura que pasan".

Además, indicó que por la bajante del río Paraná "esos animalitos están buscando agua, que no tienen en otro lado".

Finalmente, recomendó a los vecinos de Nordelta "encontrar la forma de compensar el daño que hacen, en lugar de alarmarse por los carpinchos".

Carpinchos en Nordelta: las recomendaciones del Ministerio de Ambiente

En paralelo, el Ministerio de Ambiente emitió en los últimos días una serie de recomendaciones acerca de cómo actuar frente a la invasión de espacios urbanos por parte de los carpinchos.

La cartera que conduce Cabandié aseguró que el avance de la urbanización sobre los humedales, como ocurre en el caso de Nordelta, afecta a la fauna nativa de manera directa y que, como consecuencia de esa situación, especies como el carpincho "han quedado excluidos de su ecosistema".

"Los carpinchos son animales que viven en zonas de humedales, son herbívoros y no representan ningún peligro para las personas u otras especies en tanto no son predadores", indicó el ministerio a través de una serie de mensajes que publicó en su cuenta de Twitter el viernes.

Desde el Ministerio explicaron que "es fundamental comprender que el cuidado de la fauna es responsabilidad de todos y de todas, y que el avance sobre los ecosistemas tiene consecuencias sobre la biodiversidad y el ambiente".

También informaron que ante la presencia de un carpincho no se recomienda acercarse, no hay que lastimarlos y se debe contactar a la autoridad de fauna silvestre o zoonosis de la jurisdicción.