La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, presentó esta tarde ante la Cámara de Diputados el pedido de juicio político contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, por supuesto mal desempeño de sus funciones.

La semana pasada legisladora nacional había decidido posponer hasta este martes la presentación del pedido para disipar la tensión en Cambiemos.

El pedido juicio político es bajo los cargos de mal desempeño y eventuales delitos en sus funciones. En el inicio del texto se aclaró que "este juicio no es por dichos, sino por hechos", aunque se cuestiona los dichos de Garavano sobre la eventual prisión de la ex presidente Cristina Kirchner.

Como se recordará, Garavano habría asegurado que "nunca es bueno para un país que un ex presidente esté detenido o se pida su detención", considerando esta frase como un condicionamiento hacia la Justicia.

La acusación concreta es, sin embargo, sobre una supuesta "orden expresa y formal" de Garavano para brindar "protección" al ex fiscal José Barbaccia por haber sido compañero de juzgado en la década del 90.

También se lo acusa de brindar "anuencia" para la manipulación de concurso de jueces, y que habría "decidido obviar la gravedad de las acusaciones que pesan sobre la ex procuradora" de la provincia de Buenos Aires, María del Carmen Falbo, a la que se le cuestiona la actuación en la investigación del crimen de ciudadanos colombianos en el shopping de Unicenter, y en el esclarecimiento de la triple fuga de presos ligados al tráfico de efedrina, vinculado incluso al ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Oficialismo y oposición

El pedido fue defendido por la diputada de la Coalición Cívica Marcela Campagnoli. "Estamos acostumbrados a movernos y a denunciar en soledad. Creemos que hay motivos para pedir juicio político a Garavano", afirmó en declaraciones a La990.

Sobre declaraciones de diputados del PRO, como Pablo Tonelli y Daniel Lipovetzky, quienes rechazaron la posibilidad de acompañar un pedidio de juicio político contra Garavano, Campagnoli indicó: "No importa lo que diga el PRO, vamos a avanzar. Garavano no puede seguir siendo ministro, no nos importa que el oficialismo no acompañe".

Tonelli había considerado una "exageración" de Carrió el pedido de juicio político y aseguró que "de ninguna manera apoyaría (el juicio). Me parece una exageración. Una cosa es disentir con un ministro, lo cual me parece absolutamente legítimo, normal y saludable, y otra cosa es pedir un juicio político, que sólo procede en casos sumamente graves. No me parece que una opinión como la de Garavano haya sido grave, es sólo una opinión", indicó en diálogo con radio El Destape.

Consultado sobre los dichos de Garavano a propósito de la situación procesal de Cristina Kirchner, que provocaron la furia de Carrió, Tonelli apoyó al ministro al sostener que "en términos abstractos, sin hacer referencia ninguna persona en particular, coincido en que no es bueno que todos los ex presidentes estén presos, procesados, condenados. Eso no es bueno porque habla mal de nosotros como sociedad", evaluó.

Señaló que, "en todo caso, las declaraciones de Garavano tuvieron una falta de oportunidad del tiempo porque justo al día siguiente se produjo esa vergonzosa decisión de la Cámara de Casación de absolver al ex presidente (Carlos) Menem".

Coincidencia

Las diferencias se terminan a la hora de hablar de la ex presidenta. Tonelli aclaró que Carrió "tiene razón" cuando dice que Cristina Kirchner "tiene que estar presa". "Es tan evidente que ha cometido delitos gravísimos, que no tengo la menor duda que va a terminar presa y ya debería estar condenada y presa", insistió. Y al respecto, acotó que a la líder de Unidad Ciudadana "ya se le ha decretado la prisión preventiva", y que "si no fuera senadora, estaría presa".

El diputado defendió el instituto de la prisión preventiva como una herramienta que tiene un juez para detener a alguien cuando "tiene razones para entender" que esa persona debe estar privada de su libertad "mientras dure el proceso".

En este marco, Tonelli minimizó el costo político que genera la exposición pública de las internas dentro de Cambiemos. "Dentro Cambiemos todos coincidimos en que uno de los objetivos es luchar contra la corrupción, hay unos que lo plantean de una manera y otros de otra. Ella en todo caso tendrá la opinión de que en determinado tema no se avanza con la eficiencia o la celeridad que a ella le gustaría", aseguró. Y agregó que Carrió "cumple un rol muy importante dentro de la coalición" y resaltó que "no está mal sacar las diferencias, sobretodo cuando son de criterio y respecto de objetivos comunes".