Elisa Carrió ratificó el abrumador triunfo que había obtenido en las primarias legislativas en la Ciudad de Buenos Aires, al consagrarse como ganadora en el distrito con casi el 51% de los votos en las generales de ayer. Con el 99,73% de las mesas escrutadas, Lilita había sacado 974.886 votos, más que la suma de sus cinco rivales juntos, a pesar de la polémica que levantó con sus declaraciones de las últimas semanas en relación al caso Maldonado.

“No vuelven más, no vuelven más”, copó Costa Salguero

En segundo lugar se ubicó el frente kirchernista Unidad Porteña con el 21%, Evolución de Martín Lousteau con el 12%, el Frente de Izquierda con casi 6%, Avancemos Hacia un país Mejor de Sergio Massa y Autodeterminación y Libertad de Luis Zamora con el 4% cada uno.

De esta manera, Cambiemos obtuvo 8 diputados, Unidad Ciudadana tres y Evolución, 2.

En el comando de campaña porteño estaban sorprendidos por el crecimiento que tuvieron las tres fuerzas menores en relación a las PASO, junto con Cambiemos, mientras que el kirchnerismo y Lousteau la empeoraron, lo cual se leyó como una transferencia de votos entre esos dos sectores.

El macrismo volvió a montar su tradicional búnker en Costa Salguero para esperar los resultados y festejar al ritmo de cumbia y canciones de Tan Biónica, a pesar de que se esperaba un clima más austero tras la confirmación de que el cuerpo hallado en el río Chubut era el de Santiago Maldonado. Sin embargo, lo cierto es que el único cambio que hubo fue la ausencia de globos.

“Lilita” fue presentada en el escenario por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodrí- guez Larreta, quien la recibió con “La flor más bella” de fondo, de Memphis La Blusera, luego de confirmar que irán por una “reforma educativa a fondo” en la Ciudad que, aclaró luego, se llevará adelante con “diálogo”.

Tras la polvareda que levantó cuando dijo que Maldonado podía estar en Chile o que su cuerpo se conservó por el frío “como Walt Disney”, Carrió se limitó a agradecer a sus votantes de la Ciudad “que siempre me protegió y resguardó siendo provinciana”.

“Si algo me faltaba, era que en mi propia provincia ganara Cambiemos”, dijo en relación al triunfo que obtuvo el oficialismo en Chaco.

Debajo del escenario, los militantes macristas la despidieron cantando “no vuelven más, no vuelven más” dirigido al kirchnerismo y que fue entonado durante la noche en varias oportunidades.

Pozo de aire
En un primer momento se especulaba con que Carrió podía haber crecido aún más desde las primarias, pero sus desafortunadas palabras en relación al caso Maldonado le jugaron en contra y le restaron dos puntos, evaluaban en el macrismo.

Y si bien Larreta cuando fue consultado al respecto en la conferencia de prensa respondió con evasivas y el candidato a legislador Andy Freire aseguró que la expectativa era repetir el 50% de las PASO, ni bien se apagaron las cámaras un miembro del comando de campaña reconoció en off the record que en la última semana la campaña había entrado en un “pozo de aire” difícil de medir.

Esto fue consecuencia del “clima enrarecido” originado tras el descubrimiento del que resultó ser el cadáver de Maldonado en el Río Chubut.

En definitiva, el resultado de Lilita podría haber sido aún más abultado por un par de puntos de no haber sido por sus exabruptos, que llevaron al equipo de comunicación del PRO a ponerle un bozal mediático en los últimos días de la campaña.