Después de un accidentado velorio que incluyó represión policial y acusaciones al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que fueron respondidas por autoridades de Juntos por el Cambio, Casa Rosada dio por terminado el homenaje a Diego Maradona y anunció que los restos mortales del futbolistas serán trasladados al Cementerio de Bella Vista.

Pocos minutos después, el cuerpo fue retirado de Casa Rosada.

Ante una multitud de fanáticos colgados en las rejas linderas a la Casa de Gobierno, el féretro con el cuerpo del astro abandonó poco antes de las 18 su lugar de velatorio para iniciar el cortejo fúnebre que desembocara en el cementerio de la localidad bonaerense de Bella Vista, para su entierro.

Cómo es el recorrido del cortejo fúnebre

El comunicado de Casa Rosada

"Hoy, 26 de noviembre, cientos de miles de argentinos y argentinas realizaron una fila de decenas de cuadras para despedir a Diego Armando Maradona. La Casa Rosada abrió sus puertas a las 6 de la mañana y se inició una despedida muy emotiva y organizada", destacó presidencia e su comunicado. Y aclaró: "La familia había escogido realizar el velatorio en la Casa Rosada, decisión que el gobierno acompañó. Posteriormente, la familia decidió culminar el mismo a las 16 horas".

El tema del horario fue conflictivo porque, una vez que se anunció la finalización del evento se produjeron desmanes, corridas y hubo, incluso, una inédita invasión a la Casa Rosada, nunca vista en la historia.

Presidencia explicó que "el objetivo del gobierno nacional siempre fue que pudiéramos despedir a Diego de forma pacífica, sabiendo que todo el país y gran parte del mundo está conmocionado por su fallecimiento".

"Cuando el horario de finalización se acercaba, varias personas que estaban en la fila comenzaron a saltar las rejas para ingresar de manera irregular. Ante esa situación, se suspendió por unos minutos el ingreso. Cuando se volvió a habilitar algunas personas ingresaron rápidamente, sin cumplir las indicaciones del personal a cargo", fue la descripción oficial.

La Casa Militar -se explicó- habilitó un conducto de salida por el Patio de las Palmeras y la Explanada, donde permanecieron con cánticos durante unos minutos.

Pese a las corridas y el susto que se llevó la propia familia Maradona, que tuvo que trasladarse junto con el presidente Alberto Fernández al Salón de Pueblos Originarios, donde también debieron llevar el cajón con los restos de Maradona, se hizo incapié en que "una vez que se controló de manera pacífica la situación, la familia transmitió su deseo y voluntad de dar por concluida la ceremonia".

Finalmente, de manera escueta, se informó que, "por lo tanto, los restos mortales de Diego Armando Maradona serán trasladados al Cementerio de Bella Vista".