El juez Sebastián Casanello procesó hoy a Roberto Baratta y a Luis Vitullo, exfuncionarios del Ministerio de Planificación que conducía Julio De Vido, por considerarlos responsables del delito de “administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”.

De igual manera, decretó el procesamiento de otras nueve personas más por estimarlas partícipes necesarias en dichas maniobras, indicó el Centro de Información Judicial (CIJ).

La investigación se inició a partir de la denuncia presentada por la Oficina Anticorrupción en octubre de 2016 que alertaba sobre “serias irregularidades” en el circuito de rendición de cuentas del fondo rotatorio y cajas chicas del Ministerio.

Puntualmente, a partir de un informe elaborado por la Sindicatura General de la Nación (Sigen) se detectaron “presupuestos apócrifos, sobreprecios, facturas emitidas con anterioridad al pedido de autorización del gasto, y adquisición innecesaria de bienes” durante el segundo semestre del año 2015.