“Vamos a esperar a ver que dice el juez”, explican en la Casa Rosada. Toda la información sobre el hallazgo del cuerpo en el río Chubut que se especula sería el de Santiago Maldonado se mantiene en el más estricto off de record.

La decisión del Gobierno fue, por ahora, llamarse a silencio público hasta que el juez Gustavo Lleral, que investiga la desaparición del joven desde hace tres semanas, informe los resultados de la autopsia.

Tras una reunión de la mesa chica en la quinta de Olivos, el Presidente tomó la primera decisión en relación con la aparición del cadáver. Mauricio Macri resolvió modificar la agenda de las actividades proselitistas. Primero suspendió el acto de cierre de campaña en la provincia de Buenos Aires junto a la gobernadora María Eugenia Vidal y los candidatos bonaerenses en La Plata. Luego canceló el acto de final de campaña a nivel nacional que iba a encabezar mañana en el teatro Orfeo en Córdoba.

Otra de las definiciones en torno al caso de Maldonado fue que ninguna de los ministros se exprese sobre el hallazgo del cuerpo. La cautela reina en cada uno de los despachos de Balcarce 50.

Pese a la cancelación de la agenda de campaña, el jefe de Estado siguió con las tareas de gestión habitual. Esta tarde viajó a la ciudad uruguaya de Montevideo para participar de la Conferencia Mundial de la Organización Mundial de la Salud sobre enfermedades no transmisibles.