La Justicia chilena emitió ayer una orden de detención internacional en contra del exguerrillero Galvarino Apablaza Guerra, luego de que el Gobierno argentino le quitara su estatus de refugiado político.

Así lo dispuso el juez Mario Carroza, quien precisó que Interpol Chile se comunicó con la Argentina para indicar que la difusión roja se encuentra activada para una posible extradición del exlíder del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, señalado como el autor intelectual del asesinato de un senador en 1991.

"Creemos que el pedido no puede quedar firme" porque no existen "causales para que cese el refugio", aseguró el abogado Rodolfo Yanzón, defensor de Apablaza.