El fiscal general Germán Moldes resolvió desistir de una apelación por lo que quedó firme la decisión de la Justicia de no avanzar con una imputación por los presuntos delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de deberes de funcionario público contra el presidente Mauricio Macri por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ( FMI).

La denuncia había sido presentada por los dirigentes Claudio Lozano y Jonatan Baldivieso por no haber consultado al Congreso para concretar el préstamo por un total de 57 mil millones de dólares.

El juez federal Julián Ercolini no había hecho lugar a una medida cautelar para suspender el acuerdo firmado con el FMI

Pero por otra parte,  el fiscal Jorge Di Lello imputó a Macri y a varios ministros ante la Cámara Federal, tras sostener que el Gobierno nacional no había acudido al Congreso para realizar el acuerdo. 

También habían sido imputados el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el expresidente del Banco Central Luis Caputo.

En ese contexto, el fiscal general Germán Moldes, última instancia para impulsar la causa ante la Cámara Federal, resolvió desistir de la apelación de Di Lello.

Moldes aseguró que los préstamos pedidos a organismos financieros internacionales, como el FMI, no requieren previa aprobación del Congreso en el presupuesto.

"La decisión del señor juez [Ercolini] de desestimar la denuncia generó la apelación que habilitó la instancia", señaló Moldes en su escrito de desistimiento. 

El fiscal sostuvo que esa acción "es imposible de sostener, a la luz de los criterios técnicos que esta fiscalía general utiliza".Moldes señaló que "esta Justicia Federal está atestada de denuncias y contradenuncias, sin más horizonte aparente que la primera plana del diario de mañana". 

Por el contrario, en su apelación, Di Lello había señalado que "las ilegalidades e inconstitucionalidad alegadas en la denuncia resultan verosímiles y lógicas". 

Por eso, pidió que se investigue si el Presidente y sus funcionarios incurrieron en los delitos de abuso de poder e incumplimiento de los deberes de funcionario público por no haber pedido autorización al Congreso.

A su vez, Moldes indicó: "Nuestro trabajo se limita a pasar los hechos investigados por el tamiz del Código Penal". Y, en función de ello, señaló que "en lo técnico y jurídico la decisión que adoptó el señor juez de grado es adecuada".

El funcionario judicial expresó que las tratativas ante el FMI "se inscriben, sin lugar a dudas, en este ámbito de su exclusiva competencia y sin rebasar ningún límite jurídico", por lo que "caerá la imputación" formulada contra la administración pública.