La Corte Suprema de Justicia resolvió hoy que el planteo del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires contra el decreto de necesidad y urgencia de la Nación que suspendió las clases presenciales por dos semanas en el AMBA es de "competencia originaria" de ese tribunal.

Eso significa que la Corte Suprema en exclusiva puede entender en el planteo que formuló la administración de Horacio Rodríguez Larreta contra el artículo segundo del decreto 241/2021, que fue el que interrumpió las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires ( AMBA).

"De conformidad con lo dictaminado por la señora Procuradora Fiscal, la presente causa es de la competencia originaria de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (...) La acción entablada se sustanciará por la vía del proceso sumarísimo", dispusieron los jueces Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti. La quinta integrante de la Corte, Elena Highton de Nolasco, votó en disidencia.

Ahora, el gobierno nacional tendrá cinco días hábiles para formular sus planteos al máximo tribunal a través de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación.

Al reivindicar la intervención exclusiva de la Corte, el fallo pone virtualmente en entredicho a la medida cautelar dispuesta por una sala de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, que el domingo por la noche dispuso la continuidad de las clases presenciales. 

Clases presenciales: escuelas abiertas en forma "dispar"

La totalidad de las escuelas públicas y privadas dependientes de la Ciudad abrieron hoy sus puertas y en seis de cada 10 se dictaron clases presenciales, en tanto el resto funcionó con modalidad virtual, informó hoy el Ministerio de Educación porteño.

La Justicia porteña falló este domingo en favor de un pedido de dos organizaciones no gubernamentales para mantener las escuelas abiertas, pese al decreto del Gobierno que prohibió el dictado de clases presenciales en la Capital Federal y en el resto del Área Metropolitana de Buenos Aires ( AMBA).

No obstante, tres sindicatos de docentes porteños llevaron adelante un paro en reclamo del cumplimiento de las restricciones sanitarias. Los ceteristas de UTE, los secundarios y terciarios de ADEMyS y los privados de SADOP, cumplieron una "masiva huelga con una adhesión del 90 por ciento", según declararon las conducciones gremiales.

 

Nota en desarrollo