El juez federal Claudio Bonadio procesó con prisión preventiva a la senadora Cristina Fernández en la causa que investiga la importación con supuesto sobreprecio de buques con gas licuado. La decisión recayó además sobre Julio De Vido y Roberto Baratta. En esta ocasión la procesó por "cohecho pasivo, o defraudación contra la administración pública, por administración fraudulenta, ambos en calidad de coautora, los cuales concurren en forma real" con los cargos por los cuales ya se la procesó en la causa de los cuadernos.

En el fallo, Bonadio sostuvo que entre los años 2008 a 2015 "los imputados pusieron en funcionamiento y sostuvieron en el tiempo, un sistema ilegal destinado a importar GNL a través de diferentes empresas internacionales que intervinieron sin proceso licitatorio".