La causa judicial que hoy derivó en una docena de detenciones, allanamientos e indagatorias tuvo inicio en el material que periodistas de La Nación le entregaron a la Justicia, que consistió en ocho cuadernos presuntamente escritos por Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, en el que detallaba el traslado de dinero en bolsos para coimas por la obra pública durante el kirchnerismo.

De acuerdo a la investigación, el chofer del ex funcionario de la cartera de Planificación Federal registró durante casi diez años los recorridos a bordo de su auto, en los que habría trasladado unos 53 millones de dólares, aunque se estimó que el total de la maniobra ilícita alcanzaría los 160.

Ese dinero sería parte de coimas provenientes de empresarios del sector energético, que era entregada al gobierno kirchnerista para obtener privilegios en el reparto de la obra pública.

Los apuntes aparecen en cuadernos escolares espiralados, en los que se registraron kilómetros recorridos y viajes, al tiempo que se mencionó a ex funcionarios, contratistas de empresas, dominios de autos y montos de dinero.

En los manuscritos de Centeno se registraron viajes del ex ministro de Planificación Julio De Vido; del secretario de Coordinación y Gestión de esa cartera, Roberto Baratta; del fallecido secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz; del secretario de Baratta, Nelson Lazarte; del ingeniero y ex director de Energías Renovables, Ezequiel García; y un ex asesor del ministerio, Hernán Camilo Gómez.

Además, figura que el departamento del barrio porteño de Recoleta de la ex presidenta Cristina Kirchner fue el destino final de varios de los bolsos que Centeno trasladó en su vehículo con los supuestos sobornos.

La documentación fue entregada a la Justicia en abril pasado y este miércoles el juez federal Claudio Bonadio dispuso la detención de Baratta, ex funcionarios y empresarios.

En los documentos aparecen más de 30 domicilios, entre ellos la Quinta de Olivos, mientras que los automóviles donde se realizaban los viajes estaban registrados a nombre de Jefatura de Gabinete o de distintas empresas automotrices que prestaban vehículos a Presidencia.

De las anotaciones se desprende que hasta la muerte de Néstor Kirchner, en octubre de 2010, las cifras que superaban los 2 millones de dólares se le entregaban al ex mandatario en Olivos. 

Los montos inferiores los recibía Muñoz, que en ese momento era el secretario del ex presidente, en el domicilio privado del matrimonio en la calle Juncal.

Las supuestas operaciones van desde marzo de 2005 hasta noviembre de 2015, poco antes de que la ex mandataria dejara la Presidencia.

Según publicó La Nación, en enero pasado llegó a manos del periodista Diego Cabot una caja con los cuadernos, un anotador, facturas de una marroquinería por compras de bolsos, fotos y videos, que en abril fue entregada a la Justicia.

La figura del "arrepentido"

El fiscal federal Carlos Stornelli le ofrecerá a Oscar Centeno, ex chofer del ex secretario Roberto Baratta, declarar mañana bajo la figura del "arrepentido" en la causa por los bolsos con dinero de presuntas coimas de la obra pública durante el kirchnerismo.

Inicialmente, tras su detención, Centeno iba a ser indagado este miércoles en los tribunales federales de Comodoro Py, pero la audiencia se postergó a raíz de la decisión de cambiar a su abogado por un defensor oficial. 

Está previsto que Stornelli formalice la oferta este jueves: en caso de aceptar, el ex chofer de Baratta deberá aportar información comprobable y, de ser real, se le atenuará la pena al momento de una eventual condena.

Se trata del mismo programa de imputado colaborador al que ya ingresaron por otras causas contra ex funcionarios del kirchnerismo el empresario Alejandro Vandenbroele (señalado como testaferro del ex vicepresidente Amado Boudou en el caso Ciccone) y Leonardo Fariña (en la causa conocida como "la ruta del dinero K").

En este marco, el fiscal Stornelli afirmó a la prensa que "la hipótesis delictiva que se investiga" es la "asociación ilícita" e indicó que la pesquisa tiene "ribetes importantes".

"Investigamos hechos y las personas que aparezcan sospechados o involucradas serán investigados, no puedo anticipar las consecuencias", señaló Stornelli en declaraciones a radio La Red luego de que le juez federal Claudio Bonadio dispusiera detenciones y allanamientos.

Centeno quedó detenido este martes después de ser acusado por el fiscal como parte de una asociación ilícita que se dedicó al pago y cobro de sobornos por una cifra que la justicia estima en más de 160 millones de dólares. 

La principal prueba de la causa son ocho cuadernos que pertenecerían al ex chofer y que detallan direcciones, nombres, patentes de vehículos utilizados para mover bolsos con dinero, cifras y fechas.