En una sesión histórica que duró doce horas, la Cámara Alta aprobó la ley que legaliza el aborto con 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención. Los distintos senadores que aprobaron o rechazaron la medida mostraron la misma tendencia que en Diputados: el centro y sur del país se volcó por el lado "verde" mientras que el norte mostró una tendencia "celeste".

En las provincias del noroeste y noreste argentino, tradicionalmente más alejadas del progresismo, el voto por el "no" cosechó más adhesiones que el "si", al punto de que en los diez distritos que integran esa región hubo 21 votos en contra y sólo ocho a favor.

En el centro y sur del país la situación es opuesta. Varios distritos votaron con sus tres senadores a favor del aborto sin distinguir entre los dos que pertenecen al mismo partido y el restante opositor. 

Aborto: ¿Cómo votó cada senador?

En el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los votos fueron plenos para el sector a favor de la legalización:  los tres senadores del distrito -los dos por la mayoría, Martín Lousteau y Guadalupe Tagliaferri, de Juntos por el Cambio, y Mariano Recalde, del Frente de Todos (FdT), por la minoría-, eligieron el "si"

Otros distritos en los que los tres senadores que los representan votaron todos en sintonía a favor, más allá del partido político al que pertenecen, fueron Neuquén, con Lucila Crexell, que se abstuvo en 2018; Rio Negro, con el cambio de postura de Silvina García Larraburu (FdT) y Chubut.

Por el contrario, los distritos que votaron en contra de la iniciativa de pleno fueron Jujuy y Santiago del Estero en el norte del país mientras que en la zona centro San Juan también rechazó la medida con sus tres senadores sin distinguir partido político en una votación que fue transversal para ambas posturas.