El jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, y el ministro de Salud de esta jurisdicción, Daniel Gollán, detallaron los términos de la nueva etapa de la cuarentena flexibilizada en el territorio bonaerense. 

"No hemos llegado a ninguna nueva normalidad ni terminó el ASPO en muchos de los municipios de la Provincia", advirtió Bianco.

En ese sentido, explicó que se pasó a una etapa de "cuarentena intermitente", que describió como una "etapa de prueba" para ver qué sucede con los diferentes indicadores sanitarios como la ocupación de camas, el aumento de los casos, etc.

Esta etapa durará hasta el 2 de agosto, cuando se tomará una nueva decisión de acuerdo a lo que indiquen estas cifras.

"En cualquier momento podemos dar una marcha atrás", clarificó el jefe de Gabinete provincial.

También detalló que el transporte público seguirá siendo solo para esenciales. Y recordó que para el Día del Amigo, el próximo lunes 20 de julio, no se pueden realizar reuniones sociales presenciales.

Se seguirá trabajando con el mismo sistema de cinco fases que regía hasta ahora.

Nueva fase 3 en la Provincia

En esta fase estarán circunscriptos los 35 distritos del AMBA.

Se realizará una apertura de la siguiente forma: 

Desde el lunes 20 de julio:

  • Todas las industrias manufactureras

Desde el miércoles 22 de julio:

  • Comercios de cercanía
  • Agencias de juego oficiales

Desde el lunes 27 de julio:

  • Mudanzas y servicios inmobiliarios
  • Servicios jurídicos, notariales, de contaduría y auditoría
  • Profesionales de la salud
  • Servicios de mantenimiento en hogares
  • Servicios de peluquería y estéticos

En esta fase, las salidas para chicos seguirán limitadas al acompañamiento a adultos para realizar compras esenciales.

Fase 4 en la Provincia

A las actividades permitidas en fase 3 se suman:

  • Servicios de comidas y bebidas para consumo en locales gastronómicos
  • Servicio doméstico
  • Obra privada en construcción
  • Comercios de cercanía (textil y juguetes)
  • Salidas de esparcimiento

Fase 5 en la Provincia

A las actividades permitidas en fase 4 se suman:

  • Actividades culturales (transmisión remota y shows)
  • Actividades deportivas al aire libre
  • Actividades recreativas con distanciamiento social
  • Actividades sociales de hasta 10 personas con distanciamiento
  • Gimnasios

Cambios en el sistema de fases

La habilitación de las actividades permitidas en cada fase ya no se dará una por una sino que la fase será aprobada "por paquete", dijo Bianco, aunque luego cada intendente podrá decidir de qué forma finalmente autoriza cada actividad en su municipio.

Además, los distritos en fase 5 serán los que hayan tenido en las últimas dos semanas menos de diez casos cada 100.000 habitantes. Así dejará de regir el criterio que determinaba que los partidos habilitados para pasar a esa fase no debían registrar casos durante los últimos 21 días.

El sistema de salud en la Provincia

Por su parte, Gollán explicó que en las últimas semanas de cuarentena estricta se amplió a 32 la cantidad de laboratorios con capacidad de testeo en toda la Provincia. También destacó la cantidad de insumos para la lucha contra el coronavirus, por lo que se tiene en stock "todo lo necesario para proteger al personal de la salud hasta noviembre". 

Además precisó que se encuentran disponibles 213 camas más para ampliar la capacidad hospitalaria. Al mismo tiempo, destacó que se bajó del 12% al 2% o 3% el porcentaje de enfermos que necesitan internarse en hospitales, lo que permite calcular con más anticipación.

El porcentaje de Unidades de Terapia Intensiva ocupadas en la Provincia es del 47% al 16 de julio, detalló Gollán. Aunque advirtió que sin cumplir con las medidas de distanciamiento, aislamiento y prevención sanitaria "el sistema de desmadra" igual.

También mostró un gráfico en el que evidenció que, si no se hubieran tomado medidas de aislamiento estricto en las últimas semanas, el aumento de casos hubiera sido de más del triple del que finalmente fue.

Por otra parte, destacó la importancia de la donación de plasma para la recuperación de los infectados, ya que el porcentaje de fallecidos habitual entre pacientes graves, del 43%, bajó al 11% entre los que recibieron el tratamiento.