Después de hablar de la posibilidad de un golpe de Estado y pedir disculpas por el exabrupto, aclarando que sus declaraciones se debian a "una repuesta vinculada con la pérdida momentanea de la mente, que se desengancha de la realidad", el ex presidente Eduardo Duhalde conmenzó este lunes una nueva gira mediática para criticar a la dirigencia en general y advertir que el sistema presidencialista sólo funciona en Estados Unidos.

La crítica del expresidente llega en momentos en que Juntos por el Cambio le reclama al gobierno de Alberto Fernández que cese con su "estrategia de confrontación" y afirmara, en un comunicado, que si persiste en ese camino "la solución de los problemas que afectan a los argentinos será más difícil y llevará más tiempo, un tiempo en el que la incertidumbre económica y el daño sobre el tejido social se harán más profundos y visibles".

El expresidente confirmó que hace tres días le dijo por WhatsApp al Presidente "que hay que sentarse a dialogar".

Luego sostuvo que "echarle la culpa al otro de lo que pasa en el país es una tontera", tras enfatizar que si los dirigentes "ponen caras de malos, estúpidos o peleadores no van a arreglar nunca nada".

Culpas repartidas

Sobre la crisis que atraviesa el país, Duhalde afirmó: "la culpa es de toda la dirigencia, por acción o por omisión. No es que es de uno o del otro. Si no se puede arreglar, seguiremos cayendo porque los países no tienen fondo".

Según el exjefe de Estado "nunca hubo una posibilidad tan cierta de formar una gran coalición legislativa", dado que "todos están convencidos que si no hacemos eso no queda Argentina para nadie".

Al respecto, planteó: "¿Qué esperamos para votar las leyes anti-corrupción? Donde uno toca sale pus. Hay que hacerlo. Lo que pasó no se puede modificar... pero para el futuro evitemos a los ladrones que vienen a quedarse con lo que es de todos".

"Cabezaduras"

Duhalde se sumó a las críticas al afirmar que ve a la Argentina en "un permanente retroceso" y precisó que los dirigentes del país "son cabezaduras y no entienden que en hay gente que está muy mal".

"Los argentinos estamos desesperanzados y nuestros dirigentes son tan cabezaduras que no entienden que una situación de pandemia como esta requiere que estemos todos juntos", sentenció.

Nuestra dirigencia tiene una incapacidad absoluta de entender el momento en que se vive"

En declaraciones al programa "Alguien Tiene que Decirlo", que en esta jornada condujo Alfredo Scoccimarro por Radio Rivadavia, Duhlade no dudó: "Veo un permanente retroceso en la Argentina".

Su propio ejemplo

"Me tomó a mí durante la crisis de 2000 junto a Raúl Alfonsín, me tocó al asumir como gobernador de la provincia de Buenos Aires en 1991, donde se cambió el paradigma y el que ganó gobernó y el que perdió también", afirmó el ex mandatario.

"Me pregunto qué más dramático necesita pasar para que se den cuenta de eso. No capitalizar la experiencia ajena es una tontera de la dirigencia", enfatizó Duhalde.

Y agregó: "Nuestra dirigencia tiene una incapacidad absoluta de entender el momento en que se vive. En el único lugar del mundo en el que funciona el presidencialismo es en Estados Unidos".

Qué dijo Duhalde

El 26 de octubre, en declaraciones a América TV, Duhalde había expresado que "es ridículo que piensen que el año que viene va a haber elecciones ¿Por qué va a haber elecciones?", y agregó que "entre 1930 y 1983 hubo 14 presidentes militares" y que "quien ignore que el militarismo se está poniendo nuevamente de pie en América no conoce lo que está pasando".