El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, destacó este viernes la posición de Argentina en cuanto a las intenciones de esclarecer el atentado a la sede de la AMIA de 1994 , en el marco de una declaración conjunta que compartió con Alberto Fernández. Ambos mandatarios reforzaron el compromiso de los dos países con el esclarecimiento y la necesidad de “saber la verdad” y prometieron un mayor acercamiento para “aprovechar las oportunidades” comercio, turismo, tecnología y agricultura.

"Sé que es la primera vez de viene a Israel -por Alberto Fernández- pero seguro que será la primera de varias", comenzó afirmando el primer ministro de Israel. "Quisiera felicitarlo -le dijo- por seguir manteniendo la clasificación de Hezbolá como organización terrorista así como también por su lucha en pos de la verdad en pos del esclarecimiento del atentado de la AMIA y valoramos mucho eso", agregó.

“Nuestro compromiso por saber la verdad sobre lo que pasó en la AMIA es absoluto. Fue nuestro compromiso y es nuestro compromiso. Necesitamos saber qué fue lo que pasó, por la memoria de todos los que murieron ahí y en la Embajada de Israel. Ese compromiso es inalterable”, le respondió Fernández.

El presidente argentino y Netanyahu hicieron una breve declaración ante la prensa, acompañados de sus parejas, Fabiola Yáñez y Sarah Netanyahu, y sin preguntas de los periodistas, antes de compartir un desayuno en la residencia del premier que duró alrededor de una hora.

Netanyahu contó que la familia de su esposa escapó hacia Argentina en tiempos del nazismo.

"La familia de mi esposa, que tuvo muy pocos sobrevivientes, tuvo refugio en su país, por eso valoramos mucho todo lo que vamos a poder seguir haciendo juntos", apuntó.

Fernández, a su turno, destacó la “importancia” de la comunidad judía en Argentina, volvió a recordar a las víctimas del Holocausto, “esa tragedia que sufrió el pueblo judío pero dolió a todos” y mencionó “la propia tragedia de los argentinos, con una dictadura que se llevó a 30 mil personas, con torturas, exilios y persecuciones”.

“Yo siempre remarco que cuando la víctima era un judío, parecía más, porque nuestros genocidas fueron particularmente violentos con la comunidad judía”, relató.

En otro orden, instó a “profundizar” el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur e Israel, juzgó que “hay mucho para trabajar” entre ambos países y expresó su deseo de que “esto sea el comienzo”.

Tras la conferencia conjunta, los dos líderes se reunieron a puertas cerradas, en una charla que integrantes de la comitiva calificaron de "excelente" y en la que, contaron, Netanyahu se mostró muy agradecido por la presencia de Fernández en el Foro.

Netanyahu aprovechó la ocasión para informarle que está negociando con países africanos para que le permitan inaugurar vuelos más directos entre Argentina e Israel, y agradeció la actitud argentina de haber servido de refugio a muchos judíos que debieron huir del Holocausto.

El presidente del país de Messi y Maradona

Mientras, el canciller Felipe Solá se juntó por separado con el responsable del gobierno israelí para América latina, Modi Ephraim.

El último día del presidente en Jerusalén comenzó unas horas antes cuando se reunió con su par Reuven Rivlin, en su residencia oficial.

El encuentro duró unos 40 minutos e incluyó a toda la comitiva argentina. Según fuentes cercanas a la Presidencia, no se mencionó el caso del fiscal Alberto Nisman y, en cambio, intercambiaron opiniones sobre el Foro Internacional del Holocausto, del que ambos participaron ayer.

Rivlin, quien minutos antes había recibido a los líderes de Ucrania y Dinamarca, descontracturó la reunión al contarle a Fernánez que su nieto estaría feliz de saber que estaba recibiendo "al presidente del país de Diego Maradona y Lionel Messi".