Gremios de docentes universitarios y federaciones estudiantiles protagonizaron hoy una multitudinaria marcha que comenzó en el Congreso y se trasladó a la Plaza de Mayo, donde cuestionaron al Gobierno por la crisis en las universidades públicas y reclamaron recomposición salarial y mayor presupuesto.

Bajo una persistente lluvia, las columnas de CONADU, CONADU Histórica, FEDUN, UDA, FAGDUT y CTERA, junto a miles de estudiantes avanzaron por Avenida Rivadavia y Avenida de Mayo y al caer la noche se ubicaron frente al Cabildo para escuchar los discursos de los dirigentes gremiales, que efectuaron críticas hacia la Casa Rosada, en medio de las turbulencias económicas.

"Hoy hemos roto el techo indignante del 15 por ciento. Pero esto no se arregla con un poquito más del 15 por ciento. Vamos a seguir en la lucha para defender el poder adquisitivo de los compañeros docentes y no docentes. Vamos a seguir la pelea por el presupuesto, para que sigan abiertas las 57 universidades públicas del país", recalcó el secretario General de la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN), Daniel Ricci.

Durante semanas, el Gobierno se mantuvo inflexible en la propuesta salarial del 15 por ciento en cuotas para los docentes universitarios, lo que motivó malestar en la comunidad educativa y tomas en numerosas casas de estudio del país.

Finalmente, este jueves el Gobierno cedió y se comprometió a mejorar la oferta salarial e incorporará una cláusula de revisión. 

No obstante, las posiciones siguen muy lejos de un acuerdo ya que los gremios pretenden un 30 por ciento con cláusula gatillo, un aumento más cercano a la expectativa inflacionaria para este año.

Las negociaciones del Ministerio de Educación con los gremios continuarán este viernes en el marco de la "sesión de trabajo permanente" propuesta por la cartera conducida por Alejandro Finocchiaro para intentar destrabar el conflicto universitario.

En el escenario montado frente al Cabildo, los oradores destacaron el reconocimiento internacional del sistema argentino de educación superior público, que en las últimas décadas permitió que muchas jóvenes se convirtieran en primera generación de universitarios dentro de sus familias.

En diálogo con C5N, el secretario general de CONADU, Carlos de Feo, criticó la respuesta del Gobierno, luego de que el presidente Mauricio Macri recibiera el martes pasado a un conjunto de rectores en la Casa Rosada.

"Los rectores recibieron respusetas de autoayuda, sin un compromiso real. El desfinanciamiento lleva dos años, es muy grave", lamentó, luego de advertir sobre la subejecución presupuestaria en el sector.

Por su parte, el dirigente de la CONADU Christian Dodaro aseguró que "no van a retroceder ni un segundo" y que seguirán "organizándose junto a la juventud para ponerle freno a este ajuste" porque "donde está la universidad está la patria".

En tanto, el secretario general de UTE, Eduardo López, expresó su deseo de que en el país "vuelva a hablarse de educación, ciencia y tecnología" y "no del dólar, porque esa es una señal de que estamos mal". 

"Hay una primera generación de jóvenes que accedieron a la universidad. Esos jóvenes están defendiendo la posibilidad de ascenso social y por eso los vemos acá", ponderó.