Todo es posible en la agenda de Alberto Fernández. En forma sorpresiva anunció ayer la expropiación de la empresa Vicentin. "Ni Cafiero sabía", se excusó el Presidente. La decisión de "rescatar" a la cerealera santafesina comenzó a gestarse en medio de las decisiones por la continuidad de la cuarentena.

A medida que seguían los días de aislamiento, el Presidente comenzó a preocuparse por dos temas centrales. Por un lado, la economía, y en ese contexto, la creación de puestos de trabajo. La necesidad de poner en marcha la economía, aún con la restructuración de la deuda no cerrada, apuró la idea de reactivar la producción. "La prioridad es generar empleo en este contexto. La agenda post-cuarentena será el eje a partir de ahora", expresaron a este diario desde el entorno presidencial. 

Las inauguraciones de plantas productoras, las recorridas por las provincias y la necesidad de oxigenar la gestión cambiaron el rumbo del Gobierno. Por último se sumó el rescate de Vicentín, una empresa que estaba en la quiebra y con la que quiere mostrar como bandera de recuperación de empleos. La decisión primero fue conversada con el ministro del Producción, Matías Kulfas, uno de los hombres del gabinete dedicado a la economía local mientras el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, termina de delinear la renegociación de la deuda con los acreedores externos.

La semana pasada, Fernández recibió en Olivos a los principales empresarios del país. "No se habló de Vicentín con ellos", contaron desde el ministerio de Producción. "Se parece más a la situación que ocurrió con la expropiación de YPF", resaltaron al diferenciarse del ejemplo impulsado por el macrismo con la empresa alimenticia Cresta Roja. 

Alberto había escuchado la preocupación del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti. La semana pasada el mandatario estuvo en la Casa Rosada para firmar de acuerdos por obras de infraestructura . "Seguro ahí hablaron", contaron fuentes de la provincia. "La situación de Vicentin preocupaba mucho al Gobernador por lo que implicaba la cascada de lo que podía generar la quiebra de la empresa que debía mucho dinero a los productores. Una quiebra hubiera modificado la cadena de pagos dentro de los productores agropecuarios santafesinos", explicaron las mismas fuentes.

Después del anuncio, el Gobernador salió públicamente a apoyar la medida del Ejecutivo. "Lo vamos a hacer en el resguardo de los intereses de todos los santafesinos por lo que significa hasta aquí una empresa como Vicentin y con las dificultades que ha atravesado en la última instancia, con la preocupación que ha generado en muchísimos productores que son acreedores”, manifestó Perotti. 

En la lista de los que conocían el proyecto se sumó a la senadora referente de la Cámpora, Anabel Fernández Sagasti, con quien había conversado sobre el conflicto de Portezuelo del Viento, que involucra a la provincia natal de Mendoza. Sin embargo, la legisladora le comentó sobre un proyecto de ley en el que estaba trabajando de expropiación de Vicentín. La iniciativa fue encomendada a la senadora. El proyecto ingresará a debate por el Senado, donde el oficialismo cuenta con quórum propio y se requiere de mayoría simple para su aprobación

Varios funcionarios se pusieron a trabajar en el tema Vicentin por pedido del Presidente. La redacción del DNU de la intervención quedó en manos de la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, mientras que la titular de Justicia, Marcela Losardo, fue encomendada a estudiar la  

Mientras sigue de cerca la evolución de la pandemia, Alberto pone el foco en la reactivación de la economía, no sólo afectada por el coronavirus sino también por la herencia del macrismo. "No cumplimos ni seis meses de gobierno. Toda la oposición nos critica como si fuésemos una continuidad del 2015", se quejaron en la Casa Rosada tras las críticas a la actual gestión sobre la situación económica. 

Alberto Fernández definió hoy a la expropiación coma "una decisión excepcional, por su situación estratégica" . "El Estado no se puede hacer cargo de todas las empresas privadas. No estamos expropiando una empresa próspera, estamos expropiando una empresa en quiebra. Si estuviera funcionando normalmente, no hubiéramos pensado nada de esto por eso me gusta hablar del rescate de Vicentin”, agregó en una entrevista radial.