La paritaria docente suele ser el ejemplo a seguir por otros gremios en las negociaciones salariales. Es uno de los primeros acuerdos del año y define también los aumentos de otros sectores. La atención está puesta desde las 17 de hoy cuando arranque la primera reunión técnica salarial del año por los maestros de la provincia de Buenos Aires.

El clima de negociación no es el mejor y hay pocas esperanzas de llegar a un acuerdo. Los representantes sindicales y funcionarios de los ministerios e Trabajo, Economía y Educación bonaerense se sentarán a la mesa para comenzar a negociar el salario docente en medio de un debate por un acuerdo con o sin cláusula gatillo.

El año pasado se había logrado cerrar un aumento de 21,5% con un ajuste con inflación, que llevó al salario a un suba de 27,5%. La cifra que se conocerá hoy estará muy lejos de esos números. La gestión bonaerense estaría decidida a no incluir la cláusula en el debate y cerrar con un aumento del 15%, pese a que los gremios adelantaron que pedirán un incremento del 20%.

El Frente de Unidad Docente que incluye a AMET, FEB, Sadop, Suteba, UDA y Udocba plantearán la necesidad de volver a una paritaria nacional docente luego de que el Presidente la derogada por decreto. Ahora las negociaciones salariales docentes deben resolverse distrito por distrito. A veinte días de comenzar el ciclo lectivo, sólo la provincia de Misiones acordó un incremento salarial de 15,5%, mientras que el resto del país aún no llegó a un entendimiento paritario.

Cuando esta tarde acudan los gremios al ministerio de Economía de La Plata se conocerá el ofrecimiento oficial. La Provincia no quiere adelantar la cifra hasta que no la conozcan los sindicatos, con quienes ya llevan seis reuniones este año por cuestiones de condiciones laborales y de infraestructura. "Se está trabajando para que las clases empiecen el 5 de marzo", afirmaron desde una de las carteras que negociarán los salarios. El último encuentro con los gremios fue el 30 de noviembre pasado pero no hubo una oferta oficial, sino que se hizo un balance de lo que fue el cumplimiento de la paritaria 2017 con la cláusula gatillo. En la administración provincial tienen en claro que los gremios incluirán otros temas en el debate.

En la previa de lo que va a ser el encuentro provincial, el titular de Suteba, Roberto Baradel, anticipó que no van a firmar un acuerdo salarial "a la baja" y ratificó que rechazarán la eliminación de la cláusula gatillo.

"Si el gobierno de Vidal insiste con el 15% sin cláusula gatillo, va a haber conflicto. Pero si actúa con racionalidad, no debería haber conflicto", señaló a la radio FM Blue.

"El conflicto va a estar más enfocado en lo nacional, por el tema de la negación de la paritaria", apuntó el sindicalista de los docentes bonaerenses. Adelantó que la postura de los sindicatos del sector para encarar las negociaciones se centra en "el tema de la cláusula gatillo, con una pauta inflacionaria mucho más real que la que plantea el gobierno, y la incorporación de sumas que están por fuera del salario base".

La gobernadora María Eugenia Vidal anticipó ayer el clima sobre cómo será la relación con los sindicatos. Si bien no hizo mención a los docentes dijo que "la mayoría de los argentinos no convocan a ninguna marcha", en referencia a la protesta prevista para el 21 de febrero a la que se sumarán los gremios de los maestros.