El ministro de Transporte nacional, Mario Meoni, encabezó la primera reunión del Consejo Federal con ministros y secretarios de todo el país, del que participaron representantes de las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la que propuso implementar una política "no centralizada" y con "una mirada federal y equitativa".

El funcionario prometió "mayor equidad, eficiencia y transparencia" en los subsidios, pero no pudo anunciarse el congelamiento del precio del boleto de colectivos en todo el país, tal como el que funciona hoy en la región metropolitana y donde el valor que se paga el viaje está sostenido por los gobiernos locales.

Si bien se habló de la movilidad en las ciudades y conectividad, incluso por vías hídricas, aéreas o ferroviarias, el tema de fondo es el de los subsidios, ya que el boleto de colectivo es muchísimo más alto en el interior del país, donde las empresas reciben menos incentivos para contener el precio que paga el pasajero.

Es más, el 7 de enero el propio Meoni anunció que no habrá subas por 120 días en el boleto de colectivos -tanto urbanos, como regionales y de larga distancia- y trenes de Capital Federal y el conurbano.

Al hacer el anuncio, se informó, además, que se mantendría el Fondo Compensador Provincial, con la idea de que las provincias reciban un subsidio de $5.000 millones, pero ese dinero no termina de resolver el problema de las empresas de transporte, que reclaman aumentos en todos lados. Sólo para congelar el precio del transporte de colectivos en Mendoza se necesitan $3.000 millones.

Las provincias esperaban que llegar su turno y, de manera extraoficial, trascendió que se llevaron una propuesta del Ejecutivo nacional de un subsidio por trabajador y por litro de combustible, lo que permitiría congelar el precio del viaje en colectivo en todo el país, más allá de los esfuerzos que se realizan a nivel local.

Desentralizar

El área metropolitana "concentra un volumen importante de pasajeros, pero en el resto del país también es imprescindible el transporte, que muchas veces es la única conexión que tienen las personas para llegar desde un barrio al centro", aseguró Meoni.

Al mismo tiempo, señalo que "lo importante es no gobernar de manera centralizada y atender a las distintas regiones, teniendo en cuenta las cuestiones comunes".

Ante los ministros y secretarios del área de todo el país, Meoni propuso la creación de una Administración Federal de la Hidrovía del Río Paraná, conformada por la Nación y las provincias y el desarrollo de las vías navegables para desarrollar los puertos y el turismo.

En el encuentro realizado en el Palacio de Hacienda los funcionarios nacionales plantearon desarrollar una agenda coordinada que abarque la movilidad en las ciudades, el desarrollo productivo y la conectividad y el turismo, según se informó en un comunicado.

"Desde la mirada federal y equitativa que tenemos del país y del transporte, nos preocupa desarrollar una política integral con una mirada amplia, que incluya el transporte público de pasajeros así como la política ferroviaria y la logística y la conectividad en la Argentina", añadió Meoni.

El ministro planteó también seguir desarrollando más aeropuertos, el turismo y mayor conectividad para los negocios, "trabajando en conjunto con Aerolíneas Argentinas para lograr un desarrollo armonioso".

Meoni propuso también "avanzar en el desarrollo de energías limpias, junto con el ministerio de Desarrollo Productivo, cuidando el ambiente y desarrollando nuevas tecnologías en el país y más oportunidades de empleo en la Argentina".