El día después de las elecciones llegaron los primeros anuncios de lo que vendrá para el gobierno de Mauricio Macri. Con un contundente triunfo en los comicios legislativos, el Presidente confirmó ayer que impulsará varias reformas que implicarán el diálogo con gobernadores, referentes de la oposición, empresarios y sindicatos.

Algunas de las medidas fueron anunciadas en una conferencia de prensa convocada en el Salón Blanco de la Casa Rosada. No todas eran una novedad ya que fueron mencionadas durante la campaña electoral.

Secundado por el jefe de gabinete, Marcos Peña, el líder de Cambiemos ratificó que seguirán tomando deuda, y que el objetivo es “reducir el déficit fiscal”. En cuanto a las reformas, habló del ámbito laboral, una medida que fue criticada ante una posible similitud con la brasileña que impulsó su par, Michael Temer. “Vamos a dialogar la reforma laboral”, prometió.

En los próximos dos años de la gestión, el Ejecutivo planea llevar adelante una serie de reformas clave: fiscal, previsional, electoral, tributaria, laboral y educativa. “La Argentina no tiene que parar y no tenerle miedo a las reformas porque reformarse es crecer, progresar, evolucionar”, afirmó el mandatario desde Balcarce 50. Seguirá en la misma línea de negociar acuerdos “sector por sector”, como con los sectores de energía, de la construcción, de la industria automotriz y actualmente con los de la carne, la pesca y la madera. Macri aclaró que se trata reformas “políticas, institucionales, del sistema educativo”, pero con el correr de la conferencia fue desglosando cada una.

El Presidente aclaró que todas las iniciativas se harán en el marco de un diálogo con “todos los sectores”. Estaba previsto que este viernes sean citados los gobernadores. Pero como dijo el Presidente, serán convocados en breve. La cita sería la otra semana. “Lo antes posible”, señaló sin precisiones. Desde el inicio de la gestión, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, fue el habitual interlocutor con los mandatarios provinciales.

Uno de los temas principales de preocupación fue la inflación. Dijo que el único camino para reducir la pobreza es “bajar la inflación”, y que “si uno no va a fi nanciar el déficit con inflación lo tiene que hacer con deuda”.

Otro de los puntos en los que intentará avanzar el Gobierno es la “reducción gradual del déficit fiscal”.

“Parte de lo que vamos a hacer de ahora a fin de año es aprobar en el Congreso un presupuesto que comprometa una reducción del déficit que el año que viene debería ser menor al 3,2”, auguró. El objetivo está puesto en “ir hacia el 2,2 por ciento” y “después a un equilibrio donde la inflación sea de un dígito”.

Respecto de la reforma previsional, aseguró que esos cambios “están previstos en la ley de reparación histórica, por eso el Congreso lo tiene que tratar antes de 2019”. En cuanto a las modificaciones electorales, Macri dijo que el sistema de votación es “arcaico, espantoso, que facilita la trampa”, por lo que avanzarán en modificaciones.

Consultado por el aumento de los combustibles, aseguró que “justo ahora en el mundo el combustible aumentó, pero yo creo que va a volver a bajar”. También se refi rió al caso Maldonado: “Lo sentimos todos los argentinos y seguirá en la Justicia para que se sepa la verdad de lo que pasó”. El tema más incó- modo fue cuando le preguntaron por el blanqueo de dinero de su hermano, Gianfranco. “Que mi hermano haya blanqueado es un derecho que le dio la ley y lo hizo de acuerdo a la ley”, argumentó.

  • Reforma permanente

■ Laboral: Ya en marcha, es la bandera de la premisa de negociar “sector por sector” Tributaria: tocará sólo impuestos nacionales, propiciará reducciones de cargas patronales, eliminar el impuesto al cheque y quitar exenciones del IVA. Tendrá carácter gradual.
■ Previsional: analizan, por ejemplo, la extensión optativa de la edad jubilatoria Recorte del Gasto: en 2018 debe ser inferior a 3,2%
■ Educativa: centradas en el sector medio. La prueba piloto en la Ciudad generó fuertes resistencias.
■ Electoral: implementación de la boleta única electrónica

  • El déficit fiscal acumulado llega a 3,2% del PBI

El Gobierno informará hoy el resultado fiscal correspondiente al tercer trimestre, que se estima deberá rondar los $117.000 millones, con un acumulado desde comienzos de año de 312.000 millones de pesos, equivalente al 3,2% del Producto Bruto Interno (PBI).

En Hacienda destacaron el buen comportamiento que viene teniendo al recaudación tributaria debido al mayor nivel de actividad económica y el impacto del blanqueo de capitales.

En julio la recaudación creció 32% en términos interanuales, en agosto 33% y en septiembre otro 30%, lo que, unido a una contención en el gasto, habría permitido alcanzar la meta del trimestre de un déficit acumulado de 312.000 millones de pesos.

La meta oficial es llegar al cuarto trimestre del año con un déficit de $97.500 millones y un acumulado de $409.500 millones, para cumplir con la meta de 4,2% del PBI.