La nueva cepa de coronavirus británica se encontró por primera vez en la Argentina según informó el ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, y se suma a la lista de más de 50 países que reportaron tener contagios con esta nueva variante 70 por ciento más contagiosa que las anteriores.

La carga viral que poseen las personas afectadas en la nariz y la saliva es mucho más alta que con los Sars-CoV-2 anteriores, lo que hace que la transmisibilidad sea mucho más alta y por ende más contagiosa.

Otra característica que posee esta nueva cepa de coronavirus es que tiene modificaciones en la proteína spike o “espiga”, las puntas que salen del cuerpo central del virus y le dan el aspecto de corona. Estas son las que se adhieren a las células humanas para infectarlas y también la parte del virus sobre la que actúan las vacunas, por eso los científicos están en alerta.

¿Qué países reportaron la nueva cepa británica?

Más de 50 estados anunciaron que detectaron la variante de coronavirus que surgió en el Reino Unido dentro de sus territorios y a ellos se les sumó Argentina: “El Consorcio interinstitucional para la Secuenciación del genoma y estudios genómicos de SARS-COV-2, creado por @ciencia_ar, detectó en un viajero proveniente del exterior la variante del SARS-CoV-2 del Reino Unido”, publicó Salvarezza.

Entre ellos se encuentra Brasil, Estados Unidos, Australia, México Alemania, Bélgica, Canadá, Chile, China, Corea del Sur, España, Finlandia, Irlanda, Italia, Japón, Francia, India y Portugal entre otros.

¿Cuáles son las medidas que tomaron los países por la cepa británica?

Las posturas son diversas pero están atadas al tratamiento integral que realizaron los distintos países frente a la pandemia de coronavirus (Covid-19), sobre todo para la primera ola que sucedió en 2020.

Estados Unidos y Brasil, dos de los países que más muertos poseen por la enfermedad, no establecieron nuevas restricciones a la circulación tras detectar la nueva cepa británica pero ninguno de los dos lo había hecho con anterioridad tampoco.

Australia, al detectar el primer caso en Brisbane, procedió a determinar un nuevo confinamiento para que no se esparza el virus. El reino Unido, con el 50 por ciento de los nuevos casos producto de esta variante, también determinó en diciembre una cuarentena total para bajar los casos.

Alemania, que registró la nueva cepa, ya había implementado restricciones a la circulación y a las reuniones con anterioridad por la suba de casos, pero restringió aún más las actividades tras la confirmación de la variante más contagiosa.

¿Qué pasará en la Argentina con la nueva cepa británica?

El viernes de la semana pasada se decidió establecer pautas mediante un decreto para que las provincias pudieran aplicar un toque de queda nocturno en el caso de superar determinados parámetros de contagios.

La próxima decisión se tomará recién el 31 de diciembre y la realizará el presidente, Alberto Fernández, cómo se produce desde el comienzo de la pandemia. 

La aparición de la nueva cepa y su circulación en el territorio puede ser una de las claves que haga retroceder de fase al país o adelantar la decisión para la que faltan aún 15 días.