La mesa chica de la CGT se abocará el martes a una nueva discusión de su cáustica vida interna. Los ecos del Día de la Lealtad siguen siendo brasas ardientes sobre por los dichos de uno de sus titulares, Carlos Acuña, respecto a la posición de Azopardo ante la Casa Rosada. “No hay que ser el alcahuete de turno”, dijo el referente de los trabajadores de Estaciones de Servicio en el acto del 17 de la falange sindical-política anti K, flanqueado por Luis Barrionuevo, Eduardo Duhalde y otros.

El contraste con la definición de su compañero de conducción en la CGT Héctor Daer es inocultable, “somos parte de este Gobierno”, dijo en diciembre 2019 el titular de ATSA y esa fidelidad la remarca por estas horas. Para quienes lo respaldan en la reunión del martes 27: “no habrá lugar para pirotecnias o cualquier tipo de municiones” y acotan “somos parte de este gobierno peronista”.

Incluso destacan que esa jornada antes del mediodía se descubrirá un busto del ex presidente Néstor Kirchner, a diez años de su fallecimiento, que acercó una de las regionales de la CGT. “Discusiones claras habrá, de esto no tengan dudas”, remarcó otra fuente a BAE Negocios. Al parecer se hará efectiva la prédica de uno de los “cancilleres” de la agitada y áspera interna cegetista, el canillita Omar Plaini por aquello de “no hablar mal de otro compañero o debatir por los medios, sino decirnos las cosas como son puertas adentro”, como aconsejó el también legislador bonaerense oficialista en Crónica HD.

Justamente Plaini, que sin apuntar nombres consideró que este modelo de conducción de la CGT “está agotado” pero cualquier cambio tiene que generarse desde los acuerdos y por la unidad.

Otras perlas iluminan la lucha estratégica por el poder de Azopardo, días atrás en el poderoso bloque de Transporte que nuclea la CATT no faltó quien considerara que el sábado 17 “La Cámpora ocupó o usurpó el salón Felipe Vallese y ni siquiera el Presidente de la Nación mencionó a la central obrera”.

Como reseñó este diario, el comentario no fue a tono de satisfacción, como tampoco las miradas de algunos integrantes del Consejo Directivo de Azopardo para una nueva edición de lo que consideran “las alianzas exprés” de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, “clásicas y efímeras” apuntaron algunos voceros, pero esta vez con un objetivo claro, que Pablo Moyano sea el próximo titular cegetista.