El presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, volvió a reiterar el rechazo por el cierre a la exportación de maíz, catalogó de "horror" la medida dispuesta por la Casa Rosada aunque pidió "agotar la vía del diálogo".

"Tenemos un rechazo total a la intervención del Gobierno. Para bajar los precios hay que producir más. La prohibición de comercializar el maíz nos parece un horror, necesitamos que entren divisas", enfatizó el represente de la entidad agraria en El Destape Radio.

Iannizzotto explicó por qué Coninagro no adhirió al paro convocado por la Federación Agraria Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas y Sociedad Rural Argentina nucledas en la Mesa de Enlace: "No nos adherimos al paro de la Mesa de Enlace porque hay que agotar la vía del diálogo. Además dentro de Coninagro también tenemos un sector industrial de cooperativas y por eso no hacemos el cese de actividades", detalló.

Sin embargo, el dirigente agropecuario insistió en que "hay precios que hace muchísimos años que no tenían los commodities" y que están "ganando dinero con el maíz a 193 dólares" por lo que consideró que "hay que ver" cómo siguen "ganando mercados en el mundo y cómo internamente" se llega a un acuerdo.

Este martes el nivel de precio de la soja en Chicago llegó a ubicarse en USD504 la tonelada para finalmente cerrar en USD496. Con estos valores, las exportaciones del complejo agroexportador argentino correspondientes a la campaña 2020/21 generarán un ingreso de divisas de USD34.896 millones, un 34% superior en relación al ciclo anterior, de acuerdo a una proyección elaborada por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). 

"Si hay un aumento de los precios internos necesitamos sentarnos para aplicar medidas para aliviar el bolsillo del consumidor", puntualizó Iannizzotto sobre la prohibición de comercialización. 

Para el titular de Coninagro “los precios internos tienen que ser acordes al poder adquisitivo del ciudadano".

"No tiene lógica que suban los commodities y que suban los precios de los alimentos en Argentinas", advirtió Iannizzotto y acusó que con una "estructura inflacionaria, financiera y no productiva" y con una informalidad tan alta "eso es lo que genera déficit".

"Esto no se soluciona con medidas unilaterales sobre el maíz. Teniendo un sistema cambiario tan desordenado invita a cualquier tipo de razonamiento. Es legítimo que una persona venda su producción cuando lo vea más conveniente. Hay un sector muy especulativo con la soja que son los intermediarios", concluyó el dirigente rural.