El canciller Jorge Faurie señaló que el "juicio en ausencia" es una de la alternativas que evalúa el Gobierno para juzgar a los ciudadanos iraníes acusados por los atentados contra la sede de la AMIA, aunque consideró que "lo ideal sería que Irán permitiera el enjuiciamiento" de los mismos. No obstante recordó en torno al juicio en ausencia que "está presentado un proyecto de ley". Confirmó además que la cancillería iraní envió una carta donde se menciona que el pacto incluía "un diálogo con Interpol para que hubiera una solución bilateral", presumiblemente en referencia a las alertas rojas.