El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, aseguró que hay "una cantidad de pruebas" para determinar hubo "contrabando agravado" en el envío de armamento a Bolivia durante el gobierno de Mauricio Macri. "Dejaron los dedos pegados", acusó.

"No es la primera vez que Macri comete el delito de contrabando agravado. Esta vez es muchísimo más grave porque lo cometió siendo presidente y para apoyar un golpe de Estado", indicó el funcionario en El Destape Radio.

En este sentido, Soria admitió su sorpresa ante "la cantidad de pruebas, de documentación que detalla, describe, deja en evidencia de una manera burda, torpe cómo hicieron para sacar este arsenal que se usó en la represión en Bolivia" y agregó: "Es tal el nivel de documentación que se ha encontrado en los distintos organismos... Dejaron todos los dedos pegados".

Tras la denuncia realizada por el Gobierno por el envío de armamento a Bolivia durante el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales, el director de la cartera de Justicia enumeró los implicados: "Participó el ministro de Defensa (Oscar Aguad), la ministra de Seguridad (Patricia Bullrich), Cancillería, la Embajada argentina en La Paz, la Dirección General de Aduanas... Está involucrado medio gabinete de Macri en este tema".

En torno a la causa, la Fuerza Aérea notificó al juez en lo penal económico Javier López Biscayart que los 70 mil cartuchos antidisturbios enviados a  Bolivia no estuvieron declarados.

"No es la primera vez que Macri comete contrabando agravado. En 2001 fue procesado por el contrabando de autopartes a Uruguay", recordó Soria e indicó: "Nuestro presidente (Alberto Fernández) pidió las disculpas que corresponden al pueblo de Bolivia por el hecho bochornoso que representa para la democracia argentina la colaboración de Macri al Golpe de Estado”.

En cuanto al proceso judicial iniciado, el ministro aseguró que "la actual composición del Consejo de la Magistratura hace que estos jueces se sientan tranquilos" a pesar que "la oposición y algunos periodistas no quieren que haya independencia judicial”.